Adhesión de Venezuela al Mercosur: Primera "víctima" de la "guerra"

En su programa "Alo Presidente", Chávez dijo que teme una agresión a su país a raíz de un acuerdo suscrito por EE.UU. y Colombia para el uso compartido de bases militares en la segunda de esas naciones.

Según el senador opositor brasileño José Agripino Maia, quien es contrario a que Venezuela entre al Mercosur, "Chávez y su discurso beligerante, echaron por tierra cualquier perspectiva de acuerdo" para ratificar el protocolo "esta semana".

El lunes, tanto la oposición como el oficialismo brasileños habían destacado que las declaraciones de Chávez no ayudaban a la aprobación del protocolo, que aún no está vigente por las reticencias que despierta en los parlamentos de Brasil y Paraguay, países que forman el Mercosur junto a Argentina y Uruguay, donde sí ha sido ya ratificado.

Desde Nueva Delhi, el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, dijo a Efe que el "espacio de interlocución" con Venezuela "está abierto" pese a las amenazas proferidas por Chávez, y reiteró la intención de Colombia de plantearlas ante foros internacionales.

Según Bermúdez, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, ha llamado "varias veces" a Chávez y él mismo ha hecho lo propio con el canciller venezolano, Nicolás Maduro.

"No hemos tenido respuesta, pero nosotros creemos que cuando hay dificultades, lo que hay que hacer es profundizar las relaciones, no romperlas", añadió.

Por otro lado, tanto el Gobierno de EE.UU. como el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, instaron hoy a Colombia y a Venezuela a resolver de manera pacífica sus diferencias, y a despejar el fantasma de una guerra que no quieren ocho de cada diez venezolanos, según un reciente sondeo.

La encuesta de la firma privada Datanálisis, con un margen de error de 2,7% y difundida el martes, revela que un 79,9% de las 1.299 personas encuestadas se pronunciaron en contra de ir a la guerra.

La encuesta se realizó en septiembre pasado, poco después de que Chávez ordenara congelar las relaciones con Colombia en protesta por el acuerdo para el uso de bases militares colombianas por parte de militares de Estados Unidos.

"Estamos ciertamente al tanto de las recientes tensiones en la frontera colombo-venezolana. Por supuesto no creo que eso tenga que ver con EE.UU., pero desde luego alentaríamos el diálogo entre Venezuela y Colombia y una solución pacífica a la situación fronteriza", afirmó hoy el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, en su rueda de prensa diaria.

Por su parte, el presidente de turno del máximo órgano de la ONU, el embajador austríaco Thomas May-Harting, confirmó que Colombia ya se ha puesto en contacto con el Consejo de Seguridad para manifestarle su inquietud por lo que calificó de "amenazas de guerra" por parte de Chávez.

"Hemos tenido contactos informales con las autoridades colombianas y queda claro que están preocupadas por la situación", señaló May-Harting.

El secretario general de la OEA, organismo al que Colombia ha anunciado también que va a recurrir, hizo un llamamiento a ambos Gobiernos para que restablezcan el diálogo.

En un comunicado difundido hoy, Insulza afirmó que "los problemas comunes deben ser resueltos conjuntamente y las divergencias deben solucionarse mediante canales diplomáticos".

El secretario general recordó, asimismo, la necesidad urgente de realizar un esfuerzo de cooperación e integración en la frontera común entre ambos países, la zona más perjudicada por la tensión, que se ha reflejado en una caída del comercio bilateral.

Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Colombia (Analdex), Javier Díaz, opinó que el deterioro de las relaciones comerciales y diplomáticas colombo-venezolanas pone en riesgo unos 170.000 empleos en la zona fronteriza.

En una entrevista con el diario económico La República, Díaz señaló que la venta de productos colombianos al país vecino caerá entre un 20 y un 23% al final de 2009, cifra similar a la que calcula el Banco de la República (entidad emisora de Colombia).

Según un informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) de Colombia, las exportaciones a Venezuela entre enero y septiembre de 2009 son un 14,2% menores a las del mismo período del año anterior.

El sector más afectado ha sido el textil, seguido del automotriz, piel y cuero, maquinaria y carne.

En Colombia, la propuesta del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, para que Chávez y Uribe dialoguen cara a cara para resolver sus diferencias durante una cumbre amazónica fijada para el 26 de noviembre está ganando adeptos, aunque el Gobierno no se ha pronunciado todavía.

El candidato presidencial colombiano para las elecciones de 2010 Sergio Fajardo dijo que es partidario de que Brasil, España o algunas personalidades internacionales asuman el papel de intermediarios.

Fajardo, ex alcalde de Medellín, dijo que situaciones como ésta deben ser asumidas con seriedad, mediante las organizaciones multilaterales y la intermediación, con la "despersonalización" de las relaciones bilaterales.

El ex ministro de Relaciones Exteriores de Colombia Augusto Ramírez Ocampo pidió al Gobierno de su país y al de Venezuela aceptar la mediación del presidente Lula y propuso que se envíen fuerzas de la ONU a la frontera colombo-venezolana, en misión de observación u "ojalá permanente".

Mientras que el presidente del Parlamento Andino (PA), Fausto Lupera, llamó hoy "a la sensatez" a los "alborotadores" de "la guerra andina", y expresó su "categórico rechazo a estas pretensiones belicistas del Gobierno, más no del pueblo venezolano".

EFE

Categoria: