Opositores piden reconsiderar el votar en Nueva Orleans

"Estamos enviando una quinta comunicación en la que estamos exigiendo al Consejo Nacional Electoral (CNE) la inmediata reapertura del centro de votación de Miami por cuanto el traslado de Nueva Orleans lesiona gravemente el derecho al sufragio", dijo Gisela Parra, directiva de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de Miami.

La exjueza venezolana dijo en una conferencia de prensa que la decisión del CNE emitida el pasado viernes es "totalmente inaceptable", porque, a su juicio, viola la Constitución, las leyes electorales de la nación andina y los tratados internacionales.

"Le hacemos saber al CNE las responsabilidades penales por lesión a los derechos humanos en que ha incurrido y de no rectificar su decisión, vamos a interponer ante la CIDH una solicitud de medida cautelar a nuestros derechos", advirtió.

El CNE decidió que los electores del circuito electoral de Miami, integrado por Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, sufraguen en Nueva Orleans (Luisiana), ciudad situada a 1.387 kilómetros de Miami.

Del total de los votantes inscritos en Miami, el mayor centro de votación dentro y fuera de Venezuela, el 80 por ciento son de Florida, según cifras del secretario ejecutivo de la MUD Miami, Pedro Mena.

Al ser preguntado que si debido a esa decisión disminuirá el número de electores que voten, respondió que "es posible".

Seremos así el "epicentro de una injusticia que está cometiendo el gobierno contra los derechos humanos de los venezolanos en el exterior", dijo Mena.

Las elecciones se efectuarán el próximo 7 de octubre y los venezolanos elegirán, entre otros cargos, al presidente del país.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, de 57 años, enfermo de cáncer y en el poder desde 1999, tendrá como rival en las elecciones al candidato unitario de la MUD, Henrique Capriles, de 39 años y hasta la semana pasada gobernador del estado Miranda.

Parra afirmó que se trata de una "represalia" porque se han efectuado varias elecciones fuera de la sede del consulado venezolano en Miami.

Una prueba "concluyente" de ello, según la exmagistrada, es que el CNE estableció en Cuba, en el 2010, tres centros de votación fuera de la sede diplomática venezolana.

El CNE tiene hasta el 27 de junio para aprobar la creación de los centros de votación, según la MUD Miami.

Mena informó que se "preparan para lo peor" y están dispuestos a votar en Nueva Orleans, en caso de que no se reconsidere la decisión, por ello sostendrán el próximo miércoles una reunión con el delegado permanente del Comando Nacional Venezuela, Gregorio Correa.

"Lo peor sería que si este CNE irresponsable, manejado por cuatro hampones, ratifica que tenemos que votar en New Orleans, iríamos a votar a pesar de los obstáculos. Estamos exigiendo es que se respete nuestro derecho a votar en Miami", expresó.

El posible traslado de los electores será uno de los temas a analizar con Correa y Mena aseguró que ha recibido ofrecimiento de personas para ayudar en ese aspecto.

La decisión también fue cuestionada por Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) que la calificó de "insensata" y de un "nuevo intento del régimen de Hugo Chavez de impedir que se exprese la voluntad popular de los venezolanos en el extranjero".

Entretanto, otro grupo de venezolanos inició el domingo acciones de calle para rechazar el cierre del consulado, una iniciativa liderada por la emisora radial de internet RadioNeXX.com

Paul Sfeir, director de Radionexx.com y miembro de la organización de derechos humanos "Libérenlos Ya", dijo que "la idea es que hagan una pancarta en español e ingles que diga 'abran consulado de Venezuela ya' y en el momento que les sea posible, salgan a las calles a mostrar esa petición (...)".

El centro de inscripción y votación funcionaba en el Consulado de Venezuela en Miami, sede diplomática que permanece cerrada desde enero pasado por órdenes del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Chávez ordenó esa medida después de que el Departamento de Estado de EE.UU. declaró persona non grata y expulsó a la cónsul en Miami, Livia Acosta Noguera.

La expulsión de la diplomática se produjo tras la transmisión en diciembre pasado por la cadena de televisión Univisión del documental "La amenaza iraní", sobre un supuesto plan en 2006 para atacar a los sistemas de varias plantas nucleares en EE.UU., además de la Casa Blanca, el FBI y la CIA.

Algunos de los entrevistados dijeron que las embajadas de Irán, Cuba y Venezuela habrían participado.EFE

Categoria: