Honduras y Cuba definen límites en Caribe tras 13 años de negociaciones

El tratado establece que ambos países han acordado cooperar en el desarrollo y la ejecución de programas en las áreas de seguridad en la navegación, búsqueda y salvamento marítimos; estudios hidrográficos, investigación científica y marina, y preservación y protección del medio marino.

También buscarán trabajar de manera conjunta en el combate de actos ilícitos contra la seguridad de la navegación marítima, el tráfico ilegal de drogas y de migrantes por mar, y otras áreas de interés común, según se establece en el tratado.

Las partes convinieron que "ninguna de ellas reclamará ni ejercerá con propósito alguno soberanía, derechos de soberanía o jurisdicción con respeto a las aguas y el lecho y el subsuelo marino".

Tampoco podrán entablar reclamos por "los recursos que se encuentran en la Zona Económica Exclusiva y la Plataforma Continental de la otra parte, tal como éstas han sido delimitadas en el presente Tratado", añade el documento.

El documento fue suscrito por Roberto Arita, coordinador de la Comisión de Soberanía y Fronteras de la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras, y Rafael Dausá Céspedes, director de Asuntos Consulares y Cubanos residentes en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Las negociaciones para llegar a la firma del tratado comenzaron en 1999, dijo a Efe Dausá Céspedes.

El diplomático indicó en un escueto mensaje que para Cuba la firma del tratado "significa un paso más en la delimitación de sus fronteras marítimas con los países hermanos".

"Este acuerdo se ha negociado y firmado de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, constituye un acto soberano de ambos Estados", y "es la culminación de una negociación exitosa desarrollada sobre bases de respeto mutuo", agregó.

Arita, por su parte, dijo estar "muy satisfecho" y "muy contento" por haber llegado a la firma del documento, que se concretó en Comayagua, ciudad en el centro de Honduras, donde este martes concluyó la I Reunión de Migración de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

"Yo creo que nunca tuvimos un problema para entendernos con la delegación cubana", acotó el diplomático, que opinó que el Gobierno hondureño de Porfirio Lobo ha demostrado mucha voluntad para la firma del tratado con Cuba.

Arita dijo a Efe que a Honduras le resta definir sus límites en el Caribe con Belice, Guatemala y Jamaica. Los otros países con los que el país centroamericano tiene fronteras marítimas son Colombia, Gran Caimán, México y Nicaragua.

La subsecretaria de Relaciones Exteriores de Honduras, Salomé Castellanos, quien participó como testigo de honor de la firma, dijo que el acto que el documento significa "un vínculo jurídico entre Cuba y Honduras que estrecha aún más las relaciones de hermandad y amistad".

Añadió que la firma del tratado "lleva el espíritu de asegurar a los pueblos cubano y hondureño el derecho que les corresponde sobre los recursos naturales que se encuentran en las áreas marinas y submarinas sometidas a su jurisdicción y soberanía".

La firma del Tratado de Delimitación Marítima entre Honduras y Cuba se dio en el marco de la reunión técnica de la Celac, en la que representantes de 26 de los 33 países de Latinoamérica y el Caribe convinieron invitar a los Gobiernos a brindar el apoyo político necesario al tema de la migración.

La I Reunión de Migración de la Celac se debe consolidar como un foro dinámico privilegiado de la región para fortalecer una estrategia regional que facilite la integración de los migrantes a las sociedades de acogida, subrayó el documento final de la reunión técnica.EFE

Categoria: