Álvarez dice que Almagro está "inhabilitado" para cualquier gestión sobre Venezuela

El embajador venezolano ante la OEA, Bernardo Álvarez, opinó que el secretario general del organismo, Luis Almagro, está "inhabilitado" para cualquier gestión sobre Venezuela, porque "utiliza" su puesto para sumarse a una campaña contra el chavismo.

El Gobierno de Venezuela "siempre supo" que Almagro tiene una postura política "que asume los principios de la oposición" y sus recelos se han visto "probados" con la carta que envió el mes pasado al Consejo Nacional Electoral venezolano, dijo Álvarez en una entrevista con Efe en Washington.

"Lo que está en la carta de Almagro es probablemente lo que él tenía en su mente que debería ser una observación en Venezuela, está sesgada, su posición era sesgada desde el principio", afirmó el diplomático, cuyo Gobierno no permite la observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) desde 2006.

El argumento que esgrime el Gobierno de Venezuela para rechazar a la OEA y aceptar el "acompañamiento electoral" de otros organismos y personalidades es que no confía en un ente que todavía considera controlado por Washington como en los tiempos de la Guerra Fría.

"No aceptamos observación electoral hace tiempo, sí va a haber un acompañamiento internacional. Estados Unidos no tiene observación, ni Canadá, ni Brasil, ni Argentina, los países la tienen o no la tienen, y ningún sistema tiene tantas garantías como el nuestro", defendió Álvarez.

Almagro, tras unos meses de cautela después de asumir su cargo en mayo, emitió su primer pronunciamiento crítico con Venezuela el 17 de septiembre en una carta abierta al excanciller venezolano Elías Jaua, seguida después por otras misivas y comunicados de tono cada vez más duro.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, le llamó "basura" por adoptar esa postura crítica, pero hasta este martes la misión de Venezuela ante la OEA no se había pronunciado contra Almagro.

"El problema no es personal, es político, lo que nos pareció más grave fue cómo se manejó de manera absolutamente sesgada el asesinato del opositor (Luis Manuel) Díaz, calificado inmediatamente de violencia electoral y crimen político por Almagro sin preguntar al Gobierno, y con la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) secundándolo en un comunicado", sostuvo Álvarez.

Díaz, secretario local del partido opositor Acción Democrática (AD) en el pueblo de Altagracia de Orituco, fue asesinado el 25 de noviembre en esa localidad durante un acto de campaña electoral en el que participaba también Lilian Tintori, esposa del líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión.

Para Álvarez, Almagro está "desahuciado políticamente" en lo que se refiere a Venezuela y "se ha colocado al margen" por participar en "la campaña internacional" contra el chavismo.

"Es un actor político y como tal lo vamos a tratar (...) Cuando iba a ser nombrado (secretario general) de la OEA, no era el candidato que nosotros queríamos pero ahí hubo una gestión muy importante de un gran político que todos queremos, Pepe Mujica, quien dijo que era importante dar esa oportunidad, y se esperaba del señor Almagro un cambio de actitud en la OEA", explicó Álvarez.

Mejorar las relaciones de Venezuela con la OEA era uno de los grandes retos con los que Almagro asumió la Secretaría General pero la tensión está en uno de sus momentos más álgidos cinco meses después de su llegada y a las puertas de unas parlamentarias claves en el país este domingo 6 de diciembre. EFE

PS

Categoria: