Skip to main content
Blinken se reúne con presidente de Ucrania e insta a Rusia a reducir tensiones

Blinken se reúne con presidente de Ucrania e insta a Rusia a reducir tensiones

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, dijo este miércoles al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy que hay una “clara preferencia” en la diplomacia para reducir las tensiones en la frontera entre Rusia y Ucrania, pero Rusia enfrentará “consecuencias muy duras” si persiste en su agresión.

“Hoy hay unos 100.000 soldados rusos cerca de las fronteras de Ucrania y en ese sentido la amenaza a Ucrania no tiene precedentes”, dijo Blinken antes de reunirse con Zelenskiy en Kiev.

Blinken reiteró el apoyo de Estados Unidos a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, y expresó que “corresponde a los ucranianos y a nadie más decidir su propio futuro y el futuro de su país”.

Zelenskiy agradeció a Blinken y a la administración Biden por aumentar la asistencia militar a Ucrania.

Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo este miércoles a los reporteros que la administración Biden aprobó el mes pasado una ayuda adicional de seguridad de defensa de 200 millones de dólares para Ucrania.

Antes de reunirse con Zelenskiy, Blinken dijo al personal de la embajada de EE. UU. en Kiev que aunque él tiene muchas esperanzas en los esfuerzos para reducir las tensiones, pero todo recae últimamente en el presidente ruso, Vladimir Putin.

Blinken señaló que todo el mundo está observando lo que sucede y que las amenazas de agresión de Rusia desafían “algunos de los principios básicos que sostienen todo el sistema internacional”.

La visita del miércoles a Ucrania es la primera etapa de un viaje organizado rápidamente que llevará a Blinken a Berlín el jueves para reunirse con la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, "para discutir los compromisos diplomáticos recientes con Rusia y los esfuerzos conjuntos para disuadir una mayor agresión rusa contra Ucrania", dijo el Departamento de Estado.

Luego, Blinken instará a Rusia a "tomar medidas inmediatas para reducir" las tensiones a lo largo de la frontera cuando se reúna con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en Ginebra el viernes.

Blinken habló con Lavrov el martes para enfatizar “la importancia de continuar un camino diplomático para reducir las tensiones que rodean la acumulación militar rusa profundamente preocupante en y cerca de Ucrania”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado sobre la conversación.

“El secretario reiteró el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y subrayó que cualquier discusión sobre la seguridad europea debe incluir a los aliados de la OTAN y a los socios europeos, incluida Ucrania”, agregó el comunicado.

La acumulación de unas 100.000 soldados rusos a lo largo de la frontera oriental de Ucrania ha generado temores de que Moscú esté planeando una acción militar contra su vecino, que alguna vez fue parte de la Unión Soviética dirigida por Moscú. Rusia se apoderó de la península de Crimea de Ucrania en 2014.

El viaje de Blinken sigue a las conversaciones en Ginebra la semana pasada entre funcionarios rusos y estadounidenses con el objetivo de resolver las diferencias sobre Ucrania y otros asuntos de seguridad. No se informó ningún progreso.

Rusia ha exigido garantías de que Ucrania nunca se unirá a la OTAN.

La semana pasada, la administración de Biden acusó a Moscú de preparar una “operación de bandera falsa” para usarla como una estratagema para intervenir en Ucrania, una acusación que Rusia ha negado con enojo.

Una delegación estadounidense visitó Kiev el lunes para mostrar su apoyo a Ucrania en medio del enfrentamiento con Rusia.

La senadora estadounidense Amy Klobuchar, demócrata, le dijo al Servicio Ucraniano de la VOA: “Tenemos demócratas y republicanos de puntos de vista políticos muy diferentes aquí para decir que apoyamos a Ucrania. Y si Vladimir Putin elige tomar este traicionero camino antidemocrático de invadir este país, habrá sanciones severas y rápidas”.

El senador estadounidense Kevin Cramer, un republicano, dijo a VOA: “Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados y será un espectador si algo sucede. Lo que nos gustaría hacer es evitar que suceda. Queremos ser un elemento disuasorio. Queremos ser parte de la solución antes de que comience la lucha”. VOA (Foto: ArchivoI21) Informe21/LJ