Bruno Rodríguez rechaza "calumnias" de Bolsonaro y llama "aburrido" a Trump

Bruno Rodríguez rechaza calumnias de Bolsonaro y llama aburrido a Trump

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, rechazó este martes las "calumnias" del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y tachó de mentiroso y "aburrido" al mandatario estadounidense, Donald Trump, como respuesta a las críticas de ambos líderes a Cuba en sus intervenciones ante la ONU.

Rodríguez, quien está en Nueva York por la Asamblea General de la ONU, criticó duramente a Bolsonaro y Trump, quienes coincidieron en sus ataques a Cuba y su aliada Venezuela, a las que calificaron como "dictaduras" que deben ser derrotadas y los países -junto a Nicaragua- donde la democracia está más amenazada en el continente.

"Inadmisibles acusaciones Pdte Trump vs #Cuba y #Venezuela. Uso de la mentira caracteriza su gestión. Monroista y macartista. Habla como un emperador. 158 congresistas piden su impeachment (juicio político). Trata de distraer al mundo y a estadounidenses", escribió el ministro de Exteriores cubano en su cuenta oficial en Twitter.

Rodríguez remató con un "aburrido, no compite con Greta Thunberg", en referencia a la apasionada intervención de la activista sueca de 16 años que reprochó este lunes a los líderes mundiales su inactividad para detener la crisis climática.

En el caso de Bolsonaro, Rodríguez insistió en que "rechaza enérgicamente" las "calumnias" sobre Cuba y los más de 8.000 médicos de la isla que trabajaron en Brasil hasta el año pasado, cuando La Habana ordenó su retirada tras las declaraciones del brasileño, que llamó a los cubanos "esclavos" de una "dictadura".

Bolsonaro "delira y añora los tiempos de la dictadura militar. Debería ocuparse de la corrupción en su sistema de justicia, Gobierno y familia. Es el líder del incremento de la desigualdad en Brasil", concluyó el canciller cubano.

En su discurso, Trump denunció que Cuba "saquea la riqueza de Venezuela" para mantenerse a flote, en referencia al suministro de petróleo venezolano a la isla, y llamó "marioneta de Cuba" al presidente Nicolás Maduro, estrecho aliado de La Habana.

Los palabras de Trump se producen en momentos de máxima tensión entre Cuba y EE.UU., que aplica nuevas sanciones que endurecen el embargo al país caribeño y son la causa, según La Habana, de la severa crisis de abastecimiento de combustible que sufre hoy la isla.

Bolsonaro, por su parte, abrió los debates de la Asamblea General con ataques directos a las "dictaduras" de Cuba y Venezuela, al tiempo que afirmó representar a un "nuevo país" que en el pasado reciente "llegó a estar al borde del socialismo".

En su debut ante la ONU, el líder brasileño aseguró que, con la retirada de los médicos cubanos, Brasil "dejó de contribuir con la dictadura cubana", a la cual aseguraba que los Gobiernos anteriores enviaban "300 millones de dólares anuales" mediante esos programas de cooperación.

Métodos cubanos

La participación de los médicos cubanos en el programa de salud brasileño comenzó en 2013 bajo el mandato de la entonces presidenta Dilma Rousseff -del Partido de los Trabajadores (PT)- con el objetivo de garantizar la atención sanitaria a comunidades aisladas de la Amazonía, en las favelas y zonas pobres del país.

Cuba ha rechazado las acusaciones de Bolsonaro de que entre los profesionales había "agentes de seguridad cubanos" y asegura que en los cinco años del programa sus médicos atendieron a más de 113,35 millones de brasileños, la gran mayoría de escasos recursos. EFE

EB

Categoria: