CNE rechaza realizar la auditoría en los términos de Capriles

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) confirmó que iniciará el lunes el procedimiento para auditar los resultados de las elecciones presidenciales del 14 de abril, pero no en los términos planteados por el líder y excandidato opositor Henrique Capriles, por considerar que son "imposibles" de aprobar.

"Luego de un largo análisis en el Consejo Nacional Electoral, pudimos constatar que es imposible aprobar la solicitud en los términos planteados (por Capriles), ya que no están previstos en el ordenamiento jurídico", anunció la presidenta del ente, Tibisay Lucena, en una cadena obligatoria transmitida por todos los medios, confirmando lo que ya habían anticipado varios rectores del CNE, cercanos al chavismo.

Capriles, que el jueves advirtió de que impugnará los resultados electorales ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que no iba a participar en una revisión de votos "chimba" (mal hecha), exigía que la auditoría incluya abrir las cajas, contar los comprobantes (papeletas) y comparar el resultado del conteo con el acta de escrutinio del CNE.

Asimismo, pidió contar los votos emitidos de acuerdo con el cuaderno de votación (donde se registra el padrón electoral) y comparar la cantidad de papeletas con el número de electores que sufragaron según registran los cuadernos.

La solicitud de Capriles, que acusó al gobierno de "robarse" las elecciones, "constituye, por sí mismo, un intento de impugnación", sin embargo "no le corresponde al CNE recibir solicitudes de impugnación en estos casos", agregó Lucena, que en ningún momento se refirió a los cuadernos de votación.

La responsable agregó que la petición del opositor iba acompañada de documentos que "no le permitirían al Poder Electoral realizar ninguna investigación (...) porque no señalan de forma clara y precisa cuáles son los hechos que supuestamente vulneraron las normas" o un presunto fraude.

Sin embargo, Lucena confirmó que se realizará la auditoría ampliada del 46% restante de las cajas de votos, como anunció el 18 de abril, después de que el día de la elección, el CNE ya auditara el otro 54%. La responsable reiteró que este procedimiento "en ningún caso se trata de un nuevo escrutinio y por ningún motivo afecta los resultados electorales emitidos" el 14 de abril.

Capriles, que desconoce la victoria del presidente Nicolás Maduro, ante el cual perdió por un estrecho margen de 1,8 puntos, no se pronunció tras el anuncio de Lucena.

Lucena explicó que el proceso de auditoría ampliada arrancará el lunes con la selección de una muestra aleatoria de 12.000 de las 16.000 cajas que constituyen ese 46% y se realizará su revisión en tres ciclos de diez días del 6 de mayo hasta el 4 de junio.

Lucena Explicó que la auditoría se llevará a cabo en los galpones de Mariches propiedad del CNE “donde se han llevado todas las cajas de resguardo siguiendo los protocoles pautados a fin de garantizar su realización en el menor tiempo posible”.

El 30 de abril se hará un sorteo para seleccionar la muestra de cajas de resguardo que no se auditó el 14 de abril, cuando se revisó el 54% de estas.

Informó que el 6 de mayo comienza la segunda fase de auditoría de verificación ciudadana aprobada por el Consejo Nacional Electoral.

El jueves Capriles informó que pedirán la impugnación del proceso electoral ante el Tribunal Supremo de Justicia, pues aseveró que ocurrieron miles de irregularidades durante el evento.

Según la ley electoral, Capriles tiene de plazo hasta el 6 de mayo para impugnar los resultados electorales ante el TSJ. La coalición opositora MUD anticipó el viernes que hará efectiva la demanda la semana que viene.

Image

Con información de: AFP / www.panorama.com.ve / AVN / www.unionradio.net

YU

Categoria: