Skip to main content
Condenan que Maduro ordene “revisar” relaciones con España

Condenan que Maduro ordene “revisar” relaciones con España

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó la visita que este fin de semana realizó la canciller española Arancha González Laya a la frontera entre Colombia y Venezuela para conocer de cerca la situación de refugiados venezolanos y ordenó revisar “a fondo toda la relación con España”.

Consultado por la Voz de América, Williams Dávila, diputado de la comisión delegada del Parlamento presidido por Juan Guaidó, reconocido presidente interino por varias decenas de países, entre ellos Estados Unidos, aseguró que se trata de una reacción que no contribuye al beneficio del pueblo venezolano.

“Pone en evidencia que estamos en presencia de un dictador totalmente contrario a lo que deben ser las relaciones internacionales entre los pueblos y sobre todo cuando se trata de derechos humanos que tienen que ver con migrantes y refugiados”, dijo Dávila.

Agregó que el Gobierno de Maduro busca seguir perjudicando a quienes están dentro y fuera del país.

“Lo que quiere es aislar a Venezuela por completo, de cualquier ayuda humanitaria, aislarla desde el punto de vista de la cooperación internacional”, afirmó el parlamentario. 

Maduro señaló a la canciller de manifestar posiciones “de doble cara”, favoreciendo, según dijo, a paramilitares colombianos y al gobierno de ese país.

“Por qué va directo a Cúcuta a hablar contra Venezuela. Váyase usted para el Mediterráneo y busque y dele refugio a los miles de africanos que mueren cruzando el Mediterráneo. Ya basta ya, ya basta, vamos a revisar a fondo toda la relación con España, a todo nivel, ya basta de agresiones”, dijo Maduro el sábado en un acto transmitido a través del canal del Estado.

“Nuestro canciller se lo advirtió a tiempo, vamos a responder de manera contundente cualquier agresión que venga, sea de palabra, sea de acción, sea política, basta de hipocresía”, añadió.  

Daniel es ciudadano español y dijo a VOA sentir preocupación ante la posibilidad de que las relaciones entre Venezuela y España empeoren.

“Toda mi familia está en España, soy el único que queda aquí. Ya es difícil ir a verlos o que vengan porque ya no hay vuelos directos como antes, hay que dar muchas vueltas y si llegan a cerrar la embajada o el consulado cualquier trámite quizás sería más engorroso”, comentó.

La semana pasada, Guaidó rechazó la expulsión de la embajadora de la Unión Europea en Venezuela y condenó lo que definió de “amenazas”, luego de que el canciller Jorge Arreaza entregara cartas de protesta a los representantes diplomáticos de España, Francia, Alemania y Países Bajos.

Expertos consultados por VOA coincidieron en que el nuevo impasse diplomático “agrava el aislamiento internacional” de Venezuela y “entorpece” la fluidez de cualquier proceso de negociación.

VOA (Foto:Archivo/I21) Informe21/LJ