Controlan un tercer motín en la cárcel de Brasil en la que fueron asesinados 9 presos

Controlan un tercer motín en la cárcel de Brasil en la que fueron asesinados 9 presos. EFE

Brasil vivió en enero del año pasado uno de los capítulos más trágicos de su historia carcelaria con sangrientas matanzas en prisiones de los estados de Amazonas, Roraima y Rio Grande do Norte que dejaron más de 130 muertos

La policía del estado brasileño de Goiás controló hoy la tercera rebelión registrada esta semana en el complejo carcelario en el que el pasado lunes fueron asesinados nueve presos en un enfrentamiento entre bandas rivales, informaron fuentes oficiales.

El tercer motín, sin víctimas ni incidentes graves, se registró en la madrugada de este viernes en la Penitenciaría Odenir Guimaraes, la unidad para los presos en régimen cerrado del Complejo Penitenciario de Aparecida de Goiania, en el estado de Goiás (centro de Brasil).

Las dos rebeliones anteriores tuvieron lugar en la Colonia Agroindustrial destinada a presos en régimen semiabierto (duermen en la cárcel y trabajan fuera) del mismo complejo, la primera el lunes con nueve muertos y catorce heridos, y la segunda en la noche del jueves sin víctimas.

La Dirección General de Administración Penitenciaria de Goias informó de que los guardias alertaron hacia las 4.30 hora local (6.30 GMT) sobre la rebelión de un grupo de presos, pero que la situación fue rápidamente controlada con la llegada de refuerzos policiales.

Los agentes del Grupo de Operaciones Penitenciarias Especiales de la Policía invadieron el presidio, recuperaron el control y a las 7.00 hora local (9.00 GMT), con los presos ya sometidos, iniciaron una operación para revisar todas las celdas y buscar armas, teléfonos móviles y drogas.

"El presidio fue retomado. No hay relato de ninguna muerte ni de ningún herido. La Policía ingresó en el momento en que se registró un movimiento extraño", afirmó el vocero de la Policía Militarizada de Goiás, teniente coronel Marcelo Granja.

El portavoz se abstuvo de confirmar o desmentir las versiones de algunos vecinos según las cuales fueron escuchados disparos de arma de fuego al comienzo del motín.

La rebelión de la noche del jueves también fue rápidamente controlada por la Policía e igualmente terminó sin víctimas.

La gobernación de Goiás informó de que el segundo motín se registró cuando los presidiarios del ala C intentaron invadir las instalaciones donde se encontraban los reos de bandos rivales, pero aclaró que la acción estaba siendo controlada por el servicio de inteligencia, lo que permitió una rápida intervención.

En la rebelión del lunes murieron nueve presos, dos de ellos decapitados y otros carbonizados, y otros 14 resultaron heridos en un enfrentamiento entre bandas rivales.

Brasil vivió en enero del año pasado uno de los capítulos más trágicos de su historia carcelaria con sangrientas matanzas en prisiones de los estados de Amazonas, Roraima y Rio Grande do Norte que dejaron más de 130 muertos.

La peor masacre tuvo lugar hace exactamente un año en el Complexo Penitenciário Anísio Jobim (Compaj), en la ciudad amazónica Manaus, donde 56 presos murieron en una lucha entre facciones rivales, las cuales mostraron la gran influencia que tienen en el interior de las unidades y evidenciaron la inseguridad, el hacinamiento y las malas condiciones del sistema penitenciario brasileño.

EFE
Por Informe21 / MMJ

Categoria: