Díaz-Canel votó "sí" convencido del apoyo unánime a la nueva Constitución

Díaz-Canel votó "sí" convencido del apoyo unánime a la nueva Constitución

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, votó este domingo a favor de la nueva Constitución de su país y se mostró convencido de que la ciudadanía respaldará el texto, que no modifica el sistema político pero busca afianzar los cambios sociales y las reformas económicas de la última década.

"Estoy convencido de que la mayoría de los cubanos va a dar un sí por Cuba, por la patria, por la Revolución y por el futuro", dijo el mandatario a los periodistas tras depositar su voto.

Díaz-Canel, que reemplazó a Raúl Castro en la Presidencia en abril del año pasado, acudió a votar temprano acompañado de su esposa, Lis Cuesta, a un colegio electoral situado en el acomodado reparto habanero de Cubanacán, en el oeste de la capital.

Tras repasar la significación histórica del 24 de febrero, el gobernante argumentó que la nueva Carta Magna, que sustituye a la aprobada en 1976, se construyó "con el aporte de todos" y "hoy es mucho más robusta que el texto inicial que se llevó a debate".

"El mundo mejor ese al que todos aspiramos no es con neoliberalismo, es con socialismo que también tenemos que perfeccionar y buscar que dé una mejor respuesta económica a los problemas de la gente porque ya socialmente el socialismo demostró que es más justo", aseveró.

Insistió además en que el texto que hoy va a consulta "amplía los derechos a todos, formula un estado socialista de derecho y es una Constitución moderna que nos va a permitir avanzar de una manera más decidida y destrabar procesos (...).

También afirmó que la Carta Magna "dignifica y enaltece los valores del pueblo cubano y el legado" del prócer independentista José Martí y de los expresidentes y hermanos Fidel y Raúl Castro.

El presidente avanzó que a la aprobación de la Constitución le seguirá "un amplio ejercicio legislativo para que en el menor tiempo posible se aprueben e implementen todas las leyes" que refuercen el texto y para lo cual el Gobierno ha convocado a los juristas del país.

"Los cubanos votando hoy por nuestra Constitución estamos votando por América Latina y el Caribe y también por Venezuela", acotó en otro momento.

Los partidarios del "no" a la Constitución, que en las últimas semanas han ganado visibilidad en las redes sociales gracias a la activación del servicio 3G en los móviles, han criticado al mandatario por dar por sentada en numerosas ocasiones la victoria del "sí" sin esperar a conocer los resultados sobre la consulta.

Más de ocho millones de cubanos están llamados este domingo a las urnas en todo el país (11,2 millones de habitantes), donde funcionan más de 25.300 colegios electorales, custodiados -como es tradición- por unos 200.000 escolares.

La nueva Constitución busca plasmar la controlada apertura económica impulsada por Raúl Castro y reflejar la nueva sociedad cubana, muy diferente de la que participó en el referendo de 1976.

El primer borrador del proyecto fue sometido a tres meses de consultas populares en las que por primera vez se incluyó a los más de 1,4 millones de cubanos residentes en el exterior, aunque estos no pueden votar en el referendo.

El texto que se somete este domingo a referendo quedó modificado en un 60 % respecto al proyecto inicial, tras la inclusión de las propuestas recogidas durante los debates ciudadanos y la eliminación de artículos polémicos como el que abría la puerta al matrimonio gay en la isla.

La versión revisada vuelve a incluir el término "comunismo", que no aparecía en el borrador inicial; mantiene al Partido Comunista como "fuerza dirigente superior de la sociedad"; fija el mandato presidencial en un máximo de dos periodos consecutivos de cinco años y establece un límite de 65 años para acceder por primera vez a la jefatura del Estado. EFE

IR

Categoria: