El director del OIEA viajará a Teherán para esclarecer dudas nucleares

El director del OIEA viajará a Teherán para esclarecer dudas nucleares

El director general interino del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Cornel Feruta, anunció este jueves que una delegación de la agencia nuclear de la ONU viajará la semana próxima a Teherán, para buscar respuestas a dudas sobre materiales atómicos no declarados por la República Islámica.

En un discurso ante la Junta de Gobernadores del OIEA en Viena, Feruta recordó que sus expertos han detectado en un lugar hasta ahora no declarado por Irán partículas de uranio natural creados de forma artificial.

"Seguimos con nuestras interacciones con Irán desde entonces, pero no hemos recibido ninguna información adicional y el asunto sigue sin resolverse", criticó Feruta.

Por ello, hizo un llamamiento a Irán a "ofrecer una cooperación plena y puntual para resolver este asunto rápidamente".

El hallazgo de partículas nucleares no declaradas constituye una posible violación del acuerdo de salvaguardas (controles) que el OIEA tiene con Irán, igual que con otro centenar de países, siempre con el objetivo de evitar una desviación de material fisible para fines militares.

Este descubrimiento se ha producido en medio de una serie de incumplimientos iraníes del gran acuerdo nuclear de 2015, pactado en su momento con seis grandes potencias para evitar que la República Islámica se haga con bombas atómicas.

La más reciente violación es la producción y el almacenamiento superior a lo permitido de agua pesada por parte de Irán.

Acuerdo de 2015

El acuerdo de 2015 permite solo un máximo de 130 toneladas de ese material, al tiempo que impide seguir adelante con la construcción de la planta de agua pesada en Arak, que podría servir para la producción de plutonio, un material e doble uso, militar y civil.

Las otras violaciones son la producción, la pureza y el almacenamiento excesivos de uranio enriquecido, un material que se usa para combustible nuclear pero también para bombas.

Irán pretende presionar con estos incumplimientos a los países que siguen en el acuerdo, sobre todo los europeos (Alemania, Francia y el Reino Unido), tras el abandono en 2018 por EEUU.

El acuerdo de 2015 estipulada una limitación del programa nuclear iraní a cambio de ventajas económicas y comerciales, que tras la salida de Estados Unidos no se están produciendo. EFE

EB

Categoria: