El Gobierno argentino defiende su reforma tributaria y prevé mejoras para 2018

El Gobierno argentino defiende su reforma tributaria y prevé mejoras para 2018

El jefe del Gabinete de Ministros de Argentina, Marcos Peña, dijo hoy que el proyecto de reforma tributaria que presentaron esta semana es "una herramienta para lograr un sistema tributario más justo" y aseguró que en 2018 se verán los resultados de las políticas aplicadas este año.

La reforma tributaria "es una extraordinaria herramienta para lograr un sistema tributario más justo, un sistema tributario que ponga énfasis en la creación de trabajo, que logre equiparar las cargas de manera más equitativa y mucho más progresivamente, justamente aliviando a sectores más vulnerables", sostuvo Peña en una rueda de prensa en Buenos Aires tras una reunión con el gabinete.

Con esta reforma, el Gobierno pretende combatir la inflación -"el impuesto más perverso, ya que castiga a los más vulnerables"-, y generar más trabajo, continuó Peña en presencia del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Ambos coincidieron en que la respuesta de los diferentes sectores productores "ha sido muy positiva" y aseguraron que "todas las economías regionales se verán beneficiadas con esta reforma impositiva".

En ese sentido, Dujovne insistió en que la reforma, que presentarán la próxima semana ante el Parlamento, dotará al país de "un sistema más equitativo, que promueva la competitividad y que vuelva a permitir que en Argentina se genere trabajo de calidad".

Durante el encuentro, Peña afirmó que la llegada del año 2018 no supondrá una bajada de los beneficios para los argentinos, ya que las políticas aplicadas desde la gestión actual buscan una mejora progresiva y no solamente querían modificar los resultados de las elecciones legislativas que tuvieron lugar este año.

Sus políticas, insistió, forman parte de "un plan que permite un crecimiento sustentable que rompa ese ciclo muy perverso que había en los últimos años de crecimiento en año electoral y caída en año no electoral".

"Estamos absolutamente convencidos que vamos a un año mejor" y hacia "un crecimiento que vino para quedarse", aseguró, tras lo que continuó que "lo peor ya pasó y lo que viene va a ser mejor".

En la misma línea, Dujovne afirmó que en este año comenzaron "a recoger los frutos de la normalización", ya que "el crecimiento es un proceso acumulativo".

También anunciaron que están manteniendo encuentros con diferentes sindicatos y Gobiernos regionales para poder alcanzar un acuerdo que "beneficie a todos los argentinos".

"Es muy sano que estos temas estén sobre la mesa, que los discutamos y que encontremos soluciones óptimas para todos los argentinos más allá de los intereses específicos de algunos sectores", concluyó Peña.

Dujovne presentó este martes en una rueda de prensa las líneas generales del proyecto de reforma tributaria, que prevé una rebaja gradual de algunos impuestos y buscará, según el Ejecutivo, incentivar las inversiones y la creación de empleo.

Entre otros puntos, la reforma incluye gravar la mayor parte de las rentas financieras actualmente exentas (por ejemplo, los plazos fijos) con tasas del 15 % para las colocaciones en moneda extranjera y 5 % para las colocaciones en pesos argentinos, con un piso mínimo a partir del cual se aplicará para preservar a los pequeños ahorristas.

También prevé reducir en un plazo de cuatro años la alícuota del impuesto a las ganancias corporativas de 35 % a 25 % para aquellas utilidades que no se distribuyan entre los accionistas, de modo de dar más incentivos a las empresas que reinviertan sus utilidades. EFE

CC

Categoria: