El presidente de Irak afirma que "no permitirá" a EEUU vigilar a Irán

El presidente de Irak afirma que "no permitirá" a EEUU vigilar a Irán

El presidente de Irak, Barham Saleh, afirmó hoy que "no permitirá" a Estados Unidos usar sus tropas desplegadas en el país para vigilar a Irán, como sugirió su homólogo norteamericano, Donald Trump.

Saleh dijo durante una intervención en un foro celebrado en Bagdad que Trump "no pidió permiso" a Irak para vigilar a Irán desde territorio iraquí.

"La presencia de las tropas estadounidenses se enmarca en un contexto legal y en virtud de un acuerdo entre los dos países.
Cualquier acto fuera del acuerdo es inaceptable", dijo Saleh en el Foro RCD, en el que participaron personalidades iraquíes.

El mandatario iraquí recalcó que la presencia de las tropas estadounidenses se circunscribe a la ofensiva contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) y estas fuerzas "no tienen derecho" a ejercer otras funciones, entre ellas vigilar a Irán, e Irak "no lo permitirá".

Saleh aseguró que va a pedir una aclaración a Washington para esclarecer el número de efectivos que mantiene en el país y cuáles son sus misiones.

Trump manifestó este domingo en una entrevista a la cadena CBS que quiere mantener soldados estadounidenses en Irak, para poder "observar" a Irán, país que considera el "verdadero problema" en Oriente Medio.

"Quiero ser capaz de observar a Irán. Todo lo que quiero es mirar. Tenemos una base militar increíble y costosa construida en Irak. Está perfectamente situada para observar diferentes partes del problemático Oriente Medio, en lugar de retirarla", comentó Trump.

Actualmente, EE.UU. mantiene unos 5.200 solados en Irak que se encuentran en una decena de bases militares.

Trump indicó que, una vez que se concluya la ofensiva contra el EI en Siria, se plantea enviar parte de los soldados desplegados en este país al vecino Irak.

La campaña militar contra los yihadistas concluyó en Irak en diciembre de 2017 y en Siria las tropas kurdas y de la coalición internacional tienen acorralado al EI en unas pocas poblaciones en la ribera del Eúfrates, cerca de la frontera iraquí.

Irak es un estrecho aliado de Estados Unidos, pero también mantiene buenas relaciones con Irán, país que ha financiado a las milicias chiíes que han participado en la ofensiva contra el EI.

EFE / RA

Categoria: