El presidente indonesio encara un segundo debate electoral con ventaja en los sondeos

El presidente indonesio encara un segundo debate electoral con ventaja en los sondeos

El presidente indonesio, Joko Widodo, se enfrenta hoy en el segundo debate electoral previo a las elecciones presidenciales del 17 de abril al exgeneral Prabowo Subianto, con quien mantiene una clara ventaja en las encuestas.

Joko, conocido popularmente como Jokowi, disputa la presidencia por segunda vez contra Prabowo, al que ya ganó con un estrecho margen en 2014, aunque en esta ocasión siete sondeos entre diciembre y enero le otorgan una ventaja de cerca del 21 % de media en la intención de voto.

El debate electoral televisado, que se celebra en un hotel de Yakarta, trata sobre energía, seguridad alimentaria, recursos naturales, medioambiente e infraestructura de la tercera mayor democracia del mundo.

Jokowi ha hecho de su plan de inversión en infraestructuras una insignia de su legislatura y ha presentado la reciente nacionalización del yacimiento de oro y cobre de la minera estadounidense Freeport como una victoria de los intereses indonesios.

Además durante su legislatura se han extendido o establecido moratorias en la explotación de bosque primario y turberas, así como la emisión de licencias para plantaciones de palma aceitera, y se ha elaborado un mapa unificado para resolver conflictos respecto a la propiedad de tierras.

Prabowo ha acusado al presidente indonesio de no combatir la alta tasa de malnutrición en el país, donde nueve millones de niños menores de cinco años la sufren de una población de más de 260 millones, según la ONU.

Además, el exmilitar también ha asegurado que Jokowi permite a empresas extranjeras beneficiarse de los recursos naturales indonesios.

El año pasado la ONG ecologista Greenpeace denunció la deforestación ilegal por parte de más de una veintena de compañías de aceite de palma durante el mandato de Jokowi, y asociaciones indígenas y de agricultores han criticado la falta de avances respecto a sus derechos.

Unos 187 millones de indonesios están llamados a votar en las elecciones que se celebrarán en abril y que también servirán para elegir al nuevo legislativo.

La larga campaña electoral, que comenzó le pasado septiembre, ha estado marcada por la economía y el voto musulmán más conservador. EFE

IR

Categoria: