Eurodiputados reclaman que se inicie un "proceso de diálogo" en Nicaragua

Eurodiputados reclaman que se inicie un "proceso de diálogo" en Nicaragua

El grupo de eurodiputados que acaba de regresar de una misión a Nicaragua, encabezados por Ramón Jáuregui (PSOE), reclamaron hoy que se inicie un "proceso de diálogo" entre Gobierno y oposición para restaurar la democracia y el Estado de derecho.

"Nicaragua necesita de manera urgente recuperar el diálogo entre gobierno y oposición. Es fundamental que las dos partes negocien las condiciones para edificar una cultura de la democracia que permita una convivencia en paz y libertad", señalaron en un comunicado.

Según los eurodiputados, "la negociación debe centrarse en las reformas necesarias para garantizar el respeto de la voluntad popular, condición sine qua non para una democracia creíble".

"Desde el Parlamento Europeo, pedimos al Gobierno que facilite ese diálogo con tres gestos imprescindibles: libertad provisional o "casa por cárcel" para los presos a la espera de juicio, que cesen las limitaciones a las libertades y el acoso a los líderes sociales, y que se permita la vuelta al país a las organizaciones internacionales de derechos humanos, adjuntaron.

Por su parte, los europarlamentarios señalaron que la oposición debe "reiterar su mensaje de paz, dejando claro que sólo aspira a ganar el poder político con la palabra y los votos".

Los once eurodiputados de seis grupos políticos del PE, estuvieron del miércoles 23 al sábado 26 de enero en Managua, donde se reunieron con representantes del Gobierno -incluido el presidente Daniel Ortega-, la oposición, la sociedad y la Iglesia, así como con periodistas y estudiantes.

Durante la misión, también visitaron las prisiones de La Esperanza y El Chipote, donde están encarcelados muchos de los estudiantes detenidos tras las protestas que comenzaron en abril del año pasado.

Tras al visita dijeron haber llegado "a la conclusión de que la represión desproporcionada de unas protestas pacíficas sacó a flote el malestar larvado de un pueblo que demanda más libertad y mejor democracia".

"La respuesta de las autoridades a estas demandas ha sumido al país en una grave crisis de democracia y Estado de derecho, de libertades y derechos humanos. Los derechos a la libertad de expresión, reunión y manifestación están seriamente restringidos", añadieron.

Las protestas pacíficas iniciadas en abril de 2018 contra la reforma del sistema de seguridad social fueron reprimidas con dureza por las autoridades nicaragüenses, a lo que siguió una oleada de medidas de presión contra la oposición y los medios.

Según observadores internacionales, varios cientos de personas han muerto en Nicaragua desde abril, y numerosas figuras de la oposición y periodistas han huido del país, lo mismo que muchos ciudadanos de a pie.

EFE / RA

Categoria: