Francisco Coello: La autoridad política del líder carismático se legitima en la devoción

La línea del subterráneo hasta Plaza Venezuela era zona neutral, silencio y respeto dentro del apretujado vagón. Resaltaban, en minoría, los ataviados para el culto al héroe de la revolución venezolana. El transbordo hacia la línea azul que termina en La Rinconada era caminar entre la devoción al Comandante Presidente y pasiones sudorosas que se empujaban para montarse de primeros en el próximo vagón. Grupos de afectos enarbolando banderas y arengando a los seguidores juraban lealtad. “Honra y gloria para el comandante”, gritaban dentro de la estación, marcando territorio. La fe, no hay duda. “Con Chávez y Maduro el pueblo está seguro”.

- Hay tres tipos de autoridad política dependiendo de la fuente de su legitimidad”, explica el sociólogo Francisco Coello para que una parte del país entienda a la otra mitad en duelo. “La autoridad puede estar respaldada por las tradiciones, como el rey en una monarquía o el consejo de ancianos en una tribu; por la creencia de que el ejercicio del poder se deriva de las normas, leyes y reglamentos aceptadas por todos, resultando así la autoridad racional que es la que se adapta a los tiempos modernos y la fuente del poder amalgamada en el carisma: estamos hablando de devoción. Los seguidores sienten fervor por el líder y le asignan cualidades extraordinarias”.

En los 3,5 kilómetros desde la estación Los Ilustres al Paseo Los Próceres, el duelo era una gigantesca manifestación de gloria. De sellar compromisos como defensores de la revolución. La campaña electoral comenzó.

- Hemos visto expresiones de dolor, de agradecimiento al presidente Chávez como el salvador. Obviamente fue el mediador de las inquietudes de la gente, pero cuando hablamos del líder carismático, en realidad estamos refiriéndonos a seguidores carismáticos quienes son los que le otorgan cualidades que en la vida real no tiene, porque es un intermediario, una manifestación de los atributos de Dios.

Utilizando ejemplos para explicar mejor las similitudes de los liderazgos carismáticos, el profesor de Sociología Política de la Universidad Católica Andrés Bello, se refirió a Hitler, cuidando que no se interpretara como si lo estaba comparando con el líder de la revolución venezolana. “¿Cuál es el fundamento central de la justificación política del líder alemán? Que eran una raza superior. La tipología del alemán ario es de estatura alta, ojos azules, corpulento, inteligente y las referencias de Hitler evidencian que era bajito, ojos negros y se dice con ascendencia judía, evidentemente, no encajaba en el estereotipo que quería vender y sin embargo, toda una nación vio en él a ese ser superior. ¿Dónde estaba la locura? En los seguidores... el líder por supuesto tiene algo de ellos, se identifica con ellos, manipula la emoción y se exacerba la devoción”.

El tercer día de las pompas fúnebres, Los Próceres y los alrededores era como una romería, un ir y venir de personas, encontrándose, entusiasmándose, reconociéndose en fortalezas para el combate político. Había compradores para todo tipo de recuerdos. Chapitas con el rostro del Presidente Chávez en diferentes facetas, fotografías a 25 bolívares tamaño postal, que vendedores informales ofrecían, cuidándose muy bien de la multitud que caminaba a paso rápido con la esperanza de admirar por última vez a su líder.

- Siempre hay una relación de mutua dependencia entre líder y seguidores. A veces, se utiliza la palabra carismático para identificar personalidades como Obama, pero el presidente de Estados Unidos no es un líder carismático; tiene mucha aproximación con la gente, es grato, simpático, pero el tiene cualidades propias, encaja en un liderazgo racional, es decir, un tipo graduado con honores en la Universidad de Harvard, es un político hábil, gran comunicador, respeta las normas, se juramentó. Uno lo puede ver negociando con los republicanos, pero un líder carismático no puede hacerlo porque se vuelve normal, pierde la cualidad divina. Un líder carismático siempre queda atrapado en el mantenimiento de la crisis, de la conflictividad porque si se sienta a hablar, a discutir con sus propios partidarios o con la oposición pierde su distinción, a diferencia de los líderes cuya fuente de autoridad son las leyes, las normas, el respeto de los acuerdos. El líder carismático tiene que vivir en la anormalidad, en situación premoderna. Y tengo que hacer la salvedad: los seguidores carismáticos no son exclusivos del p residente Chávez, sino que esa manera personalista de conectarnos con el líder político, está en toda la población, aunque no toda es así. Quiero decir, durante la campaña presidencial observamos una emocionalidad con el candidato opositor Henrique Capriles, más propia de un familiar, de un amigo que la de un líder político.

El collar que aprieta

¿Cuáles son las consecuencias de un liderazgo carismático, cuya fuente es divina -por lo tanto eterna- para una sociedad premoderna?
- El líder carismático tiene dificultades para construir estructuras organizativas, por eso el PSUV es una organización minusválida, asistida por el Estado venezolano y en una campaña electoral no se enfrenta a una tolda política sino al propio aparato de Estado. Por su naturaleza, el líder carismático no puede tener otros liderazgos a su lado, varias personas endiosadas a su alrededor. ¿Qué implica? Que los liderazgos en torno al líder carismático son minusválidos, que es lo que se percibe en este momento en el país. El liderazgo chavista no pudo desarrollarse precisamente porque el líder carismático exige niveles de lealtad y sometimiento que impiden la dialéctica, el debate, el desarrollo personal de otras figuras. Esa es una de las consecuencias del desarrollo del liderazgo unipersonal, por lo tanto no hay la conducción colegiada del proceso político, ni diversidad de opiniones ni debate interno. Cómo el líder carismático es el yo soy, las normas para la coexistencia son un collar que le aprieta y comienza a saltárselas y, como es un líder especial, los seguidores le confieren la autoridad para desconocerlas. Las consecuencias son devastadoras: El Estado se queda sin instituciones porque el liderazgo unipersonal las sustituye; se convierten en una forma y donde no hay instituciones no hay una sociedad moderna, civilizada. Toda esta incertidumbre que estamos viviendo, no se presentaría si las instituciones realmente funcionaran.

- ¿Cómo acompañar en el dolor a ese poco más de la mitad del país que llora al presidente Chávez, para alcanzar la reconciliación del país? ¿Se hace urgente el reconocerse los unos en los otros?
- Hay diferencias, pero antropológicamente somos venezolanos, un solo país.

PERO LOS OPOSITORES HAN SIDO DESPOJADO DE SU IDENTIDAD, DEL GENTILICIO, SON APÁTRIDAS POR NO COMULGAR CON LA IDEOLOGÍA OFICIAL, REFUTAMOS.

- Hay un discurso político que ha querido resaltar la sensación de que unos venezolanos son diferentes a otros porque tienen creencias, profesan religiones y simpatías políticas diversas, pero el sustrato de nuestra identidad ¡no lo cambia nadie! Te pongo un ejemplo: los estudiantes de primer año de la Escuela de Ciencias Sociales de la UCAB han hecho trabajos de campo en zonas rurales del país, en lugares apartados de los centros urbanos y aun cuando se siente la presencia del Gobierno, no se ha registrado ni un solo incidente de intolerancia en 14 años. ¡Jamás! La polarización no está en nuestra manera de ser. Es innegable que haya gente radicalizada de uno u otro sector, pero los patrones culturales de una sociedad no se pueden cambiar de un día para otro. Los puedes utilizar con objetivos políticos, pero no transformarlos ni con campañas, ni medios de comunicación. ¿Qué ha pasado en las últimas 48 horas? Se ha vivido un ambiente de recogimiento, de prudencia. Los simpatizantes más fervorosos están asistiendo a los actos programados para despedir al Presidente, el resto de la población anda en un bajo perfil, ha bajado como el metabolismo de la sociedad. ¿Se han registrado situaciones desagradables? De repente en ciertos lugares la gente tocó corneta celebrando, al conocerse la muerte de Chávez, al igual que motorizados chavistas recorrieron avenidas para asustar a los ciudadanos, pero son grupos aislados.

Impostados
El jueves, se hacían colas que no llegaban a ninguna parte, coleados que precisando cuál era la fila por donde podría meterse, daban golpes para intimidar. Un vehículo con pantallas LED promocionaban todas las misiones cantadas en rap. Una arepera socialista móvil repartía gratis al que lograba llegar y estirar la mano. Había toldos de Cantv para hacer llamadas gratis. Cada quien estaba ataviado para la ocasión...

¿Cómo la sociedad venezolana puede vivir el duelo nacional? El presidente Chávez sirvió para cohesionar a sus partidarios, pero también en su contra a la oposición ¿Cómo superar esta coyuntura social?
- Son muchas emociones. El luto, en sentido estricto de la palabra hay que asociarlo a esos partidarios, a esas personas que tienen un vínculo devocional con Chávez. Otros sienten el luto, no con ese nivel de intensidad emocional, son los que simpatizan con este proceso, que lamentan la muerte del Presidente pero no es una tragedia personal, como lo está viviendo un grupo de personas. En la oposición no hay luto, tampoco hay celebración por razones humanas, es patológico alegrarse por la muerte del otro. Efectivamente, hay una redefinición del cuadro político. Estos líderes carismáticos viven de convertirse en el fiel de la balanza y por eso son tan negativos para la sociedad, porque un país no se puede picar por una persona. No se puede ser chavista o antichavista. ¿Cómo es eso? Me preguntan los alumnos: podemos ser marxistas, socialdemócratas, conservador, socialcristiano, liberal, conservador, pero no chavista, porque significa, que se está siguiendo a una persona y, si se es antichavista, se está en contra de alguien y la crítica no hacia una persona, sino a una manera de hacer política, de tomar las decisiones, de gobernar.

¿La lealtad a un líder carismático, la devoción es transferible a otro? ¿Se puede mantener en el tiempo? Por lealtad podría suponerse que ganará Maduro la próxima contienda presidencial.
- Uno se siente tentando a elucubrar, pero responsablemente no podemos decir cómo derivará este proceso que además, está ocurriendo a una velocidad de vértigo. En este momento ya estamos en una campaña electoral, aunque la oposición ha suspendido todo activismo electoral durante los 7 días de duelo nacional, lo cual es una excelente señal para quien quiera entenderlo. Mientras que las declaraciones de gobernadores oficialistas y miembros del tren ejecutivo, en medio de sus manifestaciones de duelo y consternación lanzan ataques a la oposición. El primer conflicto del chavismo no será con la oposición, sino a lo interno. Las personas de a pie, son más coherentes y aterrizadas que los dirigentes en el poder y los líderes del PSUV. Las nuevas formas de organización social pedirán más protagonismo, que se los podía dar el líder máximo que dominaba a las masas, pero ahora con su ausencia ¿Quién tiene esa cualidad?

Fuente: Dhameliz Díaz/ http://www.el-carabobeno.com/articulo/articulo/53777/la-autoridad-poltic...

DJ

Categoria: