Gil Yepes: “Hay que ir a una negociación con agenda y condiciones claras”

Gil Yepes: “Hay que ir a una negociación con agenda y condiciones claras”

El director de Datanálisis, José Antonio Gil Yepes dice que lo que se le pide a la oposición es unidad

En una situación tan grave como la que se reporta en Venezuela, la palabra diálogo se convirtió en “una señal de burla, dispersión, poca concreción y falta de compromiso”. Así lo asegura el director de Datanálisis, José Antonio Gil Yepes, y por ello sugiere emplear el término negociación.

Afirma que todo demócrata debe estar propenso a negociar, pero eso no implica que ese proceso se desarrolle sin agendas y condiciones claras, y con el desconocimiento del adversario.

Gil Yepes señala que el gobierno ha utilizado los diálogos para comprar tiempo y mantener sus políticas generadoras de caos y conflicto. “La gente sabe que Chávez y Maduro se han burlado de su contraparte”.

Es favorable para la oposición-indica-difundir qué y cómo se negocia, los avances de las conversaciones, porque la desinformación, así como las agendas ocultas, solo le convienen al oficialismo. “Eso explica que un 57% de los venezolanos no quiere diálogo”.

Estrategia certera

Las elecciones presidenciales deben encabezar la agenda de la oposición, manifiesta Gil Yepes, al tiempo que se pregunta: ¡¿cómo se pueden lograr esos comicios?. “Deben ponerse de acuerdo con sus aliados: Grupo de Contacto Internacional, Grupo de Lima, Estados Unidos, Unión Europea y OEA. Todos tienen que remar en la misma dirección. Consolidar el bloque que quiere un cambio de gobierno, y luego sentarse a negociar”.

Frente a los señalamientos de que no toda la oposición ha estado representada en los procesos de diálogo, el director de Datanálisis destaca que el problema no radica en la concurrencia de una o diez fracciones a esos encuentros, sino en la falta de una estrategia clara y certera.

“¿Cómo en 2016 se viajó a República Dominicana a pedir elecciones generales, ayuda humanitaria, liberación de presos políticos y reconocimiento de la Asamblea Nacional, cuando lo que estaba planteado era un revocatorio al Presidente de la República, que daba un triunfo de 80-20. ¿Cómo el revocatorio se cambió por una agenda tan dispersa, de cuatro punto?”.

Tras el asesinato del capitán Rafael Acosta Arévalo y la agresión que dejó invidente a Rufo Chacón (16) en el estado Táchira, considera que la suspensión de la reunión pautada el pasado lunes en Barbados, en el marco de la iniciativa emprendida por Noruega, es conveniente porque constituye un mensaje necesario al mundo, deja claro “el tipo de régimen que tenemos”.

Sin embargo, cree que las conversaciones se reanudarán, e insiste en la importancia que tiene definir condiciones y “hacia dónde vamos”.

Fusión por ideología

Para Gil Yepes otra de las dificultades en el panorama político actual, es la desarticulación de la oposición, y por eso hay buscar su reunificación en el corto plazo. Agrega que la cantidad de partidos existentes hace inviable la toma de decisiones consensuadas y recomienda una fusión de estas organizaciones de acuerdo a su ideología.

“El factor fundamental para sustituir a Nicolás Maduro en Miraflores es la unidad en torno a un candidato presidencial, eso contempla la coordinación entre todos para buscar los votos, testigos de mesa, toda la logística electoral. El resto, es decir, pedir que quiten los puntos rojos, denunciar los abusos y demás trampas, es secundario”.

La abstención, otro candidato

El encuestador al analizar al gobierno, habla de dos aspectos “incomprensibles”. El primero se orienta hacia la resistencia a modificar las políticas económicas, ya que con un viraje hacia “el centro, o hasta la centro derecha, con una oposición que no está articulada, el oficialismo se recuperaría en los sondeos. El segundo, está vinculado a una interrogante: “por qué no acepta unas elecciones presidenciales si las puede ganar”.

Advierte que en el momento en que la oposición vaya con más de un candidato, surge el verdadero problema, porque si tiene dos opciones, se dispara la abstención, “entonces ya serían tres candidatos”. “Lo que se pide a gritos es unidad”.

De acuerdo a su cuenta, el gobierno tiene 20%, más 35% de abstención, suman 55%. Y en una suposición, prosigue, si se sembraran dos candidatos más, “sacados de la nada, tipo Bertucci”, habría cuatro nombres entre los que se repartirían los otros 45 puntos, “aproximadamente 11 para cada uno”. Expresa que en las encuesta la identificación partidista con la MUD repuntó y hoy cuenta con un 7%. La más alta, es la del Psuv, con 11%.

Fuente: El Universal

IR

Categoria: