Gobierno le muestra la salida a países críticos del nuevo mandato de Maduro

Gobierno le muestra la salida a países críticos del nuevo mandato de Maduro

Venezuela mostró hoy la puerta de salida a los países que han asegurado o asomado que el presidente Nicolás Maduro carecerá de legitimidad si asume un nuevo mandato en enero próximo, una posición que ya había asumido el propio mandatario caribeño cuando señaló el miércoles que no aceptaría "chantajes" sobre este tema.

"Ante el nuevo Gobierno del presidente Maduro, el Estado que quiera retirar su embajador, su cuerpo diplomático y su cuerpo consular de Venezuela: bienvenido, puede hacerlo, adiós, pero se lleva desde el embajador hasta el último funcionario consular", alertó hoy el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en el país.

"Si no van a respetar al Gobierno de Venezuela es mejor que se vayan, porque el presidente incluso lo dijo ayer, si se quedan, se quedan respetando el ordenamiento jurídico venezolano, a las autoridades venezolanas y la paz y la estabilidad de Venezuela", añadió.

Maduro ganó con holgura los comicios presidenciales del 20 de mayo pasado, a los que el grueso de la oposición no se presentó por considerarlos fraudulentos y sin garantías.

Con la reelección, Maduro se aseguró estar al frente de los destinos de Venezuela al menos hasta 2025, y ayer dijo que incluso podría presentarse para un nuevo término, una posibilidad que le permite una reforma constitucional que adelantó el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

Pero varios países de la región y Estados Unidos han declarado que Maduro perderá legitimidad si finalmente jura el cargo el venidero 10 de enero, un día que el chavismo, en el poder desde 1999, tratará de convertir en una "fiesta nacional".

Hoy mismo, el embajador estadounidense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, afirmó en una entrevista con Efe que debe haber un debate regional sobre el escenario que se abrirá si Maduro se juramenta el 10 de enero.

"No vamos a tener todos la misma respuesta, pero es importante tener una conversación sobre el no reconocimiento de las elecciones ¿Qué significa desde una perspectiva diplomática? Todos los países tendrán una respuesta diferente", consideró el diplomático estadounidense.

En ese sentido, Arreaza añadió que espera que los Gobiernos, incluido el de Estados Unidos, al que Maduro ha pedido diálogo en varias ocasiones, reconsideren estas medidas pues el chavismo desea mantener relación diplomática con todos los Estados.

Hizo además un llamamiento a la sindéresis "a los Gobiernos que atacan a Venezuela" y "que pretenden aislarla" en el plano internacional.

En la reunión con los embajadores, el canciller venezolano expuso los detalles de un presunto plan orquestado por Estados Unidos, con ayuda de Colombia y Brasil, para asesinar a Maduro y poner fin a la llamada revolución bolivariana.

Maduro dijo ayer que más de 700 "mercenarios" están siendo entrenados en Colombia para simular ataques venezolanos contra las fuerzas del orden en el país vecino y que esto genere una "desestabilización" que justifique la intervención extranjera.

Por ello, Arreaza quiso hoy "dar las alertas a los respectivos Gobiernos" que tienen representación diplomática en Caracas.

Pero el Gobierno de Colombia reiteró hoy en un comunicado "su apego al derecho internacional y a las normas y costumbres que le son propias", al rechazar formar parte del complot que denunció Maduro.

Tras el encuentro, el jefe de Exteriores de Venezuela dijo a periodistas que Colombia está "jugando a la guerra" por supuestamente romper los canales diplomáticos de comunicación entre ambos países, al tiempo que demandó sea restituido el diálogo al más alto nivel para evitar que "corra sangre en la frontera".

La relación entre Venezuela y Colombia, que comparten una extensa y porosa frontera, ha pasado por altibajos en los últimos años y se ha vuelto especialmente agria en los últimos meses por las críticas contra la Administración de Maduro por la crisis venezolana.

Arreaza también entregó este jueves una nota de protesta al encargado de negocios de Estados Unidos en Caracas, James Story, a quien Maduro acusa de intromisión en los asuntos internos de Venezuela.

En esta jornada también se esperaban nuevos anuncios económicos por parte de Maduro, pero pasadas las 20.00 horas locales (00.00 GMT del viernes) el mandatario no había hecho apariciones públicas. EFE

EA

Categoria: