Irán convoca a diplomáticos de Francia, Bélgica y Alemania tras la detención de un funcionario

Irán convoca a diplomáticos de Francia, Bélgica y Alemania tras la detención de un funcionario

Irán ha convocado a los embajadores de Francia y Bélgica y al encargado de negocios de Alemania en Teherán, en protesta por la detención de un diplomático iraní acusado de planificar un atentado frustrado contra la oposición iraní en el exilio.

Según un comunicado publicado hoy, el viceministro de Asuntos Exteriores iraní, Abas Araqchí, subrayó que los diplomáticos tienen inmunidad en virtud de la Convención de Viena y pidió "la liberación inmediata e incondicional" del detenido.

Araqchí consideró que este arresto busca "socavar las relaciones entre Irán y Europa", alegando que la medida coincidió con el viaje del presidente iraní, Hasan Rohaní, a Suiza y Asutria.

Esta detención apunta también a "eclipsar" la reunión ministerial de mañana en Viena de los firmantes del acuerdo nuclear de 2015, en línea con "los objetivos de EEUU y el régimen israelí", agregó el viceministro.

"La evidencia existente muestra claramente que el grupo terrorista MKO (Muyahidin al Jalq) tuvo un papel en la orquestación de este espectáculo absurdo", subrayó Araqchí.

Seis personas fueron detenidas recientemente en Francia, Bélgica y Alemania, entre ellas el citado diplomático, por un atentado frustrado contra una reunión de la oposición iraní en el exilio, que tuvo lugar el pasado sábado en las afueras de París.

El opositor Consejo Nacional de la Resistencia Iraní (CNRI), con sede en París e integrado por los líderes de Muyahidin al Jalq, denunció que el atentado lo planearon "terroristas del régimen clerical en Bruselas, con la ayuda de diplomáticos" de la República Islámica.

Irán recriminó al embajador francés la celebración de ese mitin por dar al grupo opositor "la oportunidad de promover el extremismo y el terrorismo con el pretexto de la libertad de expresión", según la nota.

Por su parte, el embajador belga en Teherán recibió aviso de la objeción de Irán a la petición de que el diplomático en cuestión sea transferido de Alemania a Bélgica.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, negó hace tres días cualquier implicación de su Gobierno en el atentado frustrado y calificó de complot lo sucedido.

En su mitin del sábado, los opositores iraníes y algunos de sus aliados occidentales consideraron "inevitable" el derrocamiento del régimen de Teherán debido a las protestas que de forma intermitente han sacudido Irán desde diciembre.

EFE/OS

Categoria: