Juez del caso Afiuni se negó a decidir sobre su libertad

“La decisión sobre la libertad de Afiuni fue diferida por el juez Bonagno y la mayor sorpresa fue cuando alegó que ya existía una decisión del mes de julio de 2014 que negaba tal petición”, indicó la abogada Thelma Fernández, quien comparte defensa con José Amalio Graterol y Juan Garantón, en la audiencia número 12 que se realizó el pasado 18 de diciembre.

La libertad de María Lourdes Afiuni queda en manos de la Asamblea Nacional electa el pasado 6 de diciembre con la Ley de Amnistía, porque el juez del Tribunal 17 de Juicio, Manuel Bonagno, se negó a decidir sobre la petición que hizo la propia jueza en la audiencia pasada.

Recordó la abogada que el 8 de diciembre, la jueza Afiuni pidió la palabra en la audiencia número 11 del juicio que se lleva en su contra por los delitos de corrupción propia, favorecimiento a la evasión y abuso de autoridad, y exigió al magistrado Bonagno que le otorgará la libertad, porque en su caso “no existe peligro de fuga”.

“He tenido oportunidad de irme mil veces y no lo he hecho y ahora menos me voy a ir después de lo que pasó el domingo 6 de diciembre (…) Dame ya la libertad plena y no esperes la Ley de Amnistía para que quedes como un juez valiente”, enfatizó Afiuni.

Explicó Fernández que en la audiencia del pasado viernes, Afiuni solicitó la palabra y aclaró que el magistrado no ha negado ni acordado la solicitud de libertad. “Nunca ha decidido”, enfatizó la jueza.

Según los representantes legales de la magistrada, acusada por haber dejado en libertad al empresario Eligió Cedeño, siguiendo una orden de Naciones Unidas, lo manifestado por el titular del Tribunal 17 de Juicio, “se traduce en la comisión del delito de denegación de justicia, previsto y sancionado en la Ley Contra la Corrupción vigente”, dijo Fernández.

La continuación del juicio quedó pautada para el próximo 13 de enero de 2016, fecha en la que se espera la nueva Asamblea Nacional con mayoría opositora ya esté discutiendo el proyecto de Amnistía para dar libertad a todos los presos políticos.

“Ya han pasado casi 6 años desde mi detención, he estado privada de libertad en la cárcel de mujeres, en mi casa y ahora tengo medidas cautelares de libertad. Ya es tiempo suficiente para que se decrete mi libertad plena. Yo prefiero que un juez sea valiente y decrete mi libertad plena en vez de esperar a una Ley de Amnistía porque eso es lo que viene”, dijo l al tomar la palabra en el juicio.

Fuente: El Impulso

AM

Categoria: