Skip to main content
Julio Borges: “Manejar empresas nos ha desenfocado”

Julio Borges: “Manejar empresas nos ha desenfocado”

El llamado gobierno interino del líder opositor venezolano Juan Guaidó recibió esta semana críticas por su manejo de los activos republicanos en el extranjero de parte de uno de los cuatro partidos mayoritarios que le respaldan, Primero Justicia. Su encargado de relaciones internacionales, Julio Borges, criticó su pasividad al abordar ese asunto.

Primero Justicia, integrante de un grupo político conocido como el G4, compuesto por los cuatro principales partidos opositores de Venezuela, rechazó el lunes públicamente la forma de administración de los activos del país y anunció su retiro del gobierno interino en todos los espacios que involucren la materia. Existe, según su comunicado, “falta de voluntad política” para escuchar ideas y alternativas con el fin de proteger empresas y bienes del Estado.

El despacho de Guaidó defendió en un texto oficial su transparencia en el manejo de los activos en el extranjero y remarcó que todas las decisiones tomadas sobre este aspecto “fueron tomadas con la participación y acuerdo de todas las fracciones parlamentarias, con base en criterios constitucionales”.

Según el llamado gobierno interino, la gestión de los activos ha seguido “un riguroso proceso de control previo y posterior”, del que destacó auditorías externas y controles de la comisión parlamentaria de contraloría.

Guaidó ascendió al cargo de manera simbólica en enero de 2019, cuando la oposición venezolana, de mayoría en el Parlamento de entonces, reclamó que la juramentación del presidente Nicolás Maduro tras una elección considerada fraudulenta representaba una usurpación de la primera magistratura.

Maduro controla el poder territorial e institucional de Venezuela, sin embargo, mientras al menos 50 gobiernos del mundo reconocen a Guaidó como presidente del país suramericano.

Las fricciones en la oposición surgen luego de que el gobierno colombiano interviniera la empresa venezolana Monómeros, son sede en ese país, y que la Casa Blanca renovara hasta enero de 2022 la protección de la filial petrolera venezolana en Estados Unidos, Citgo.

"Con el agua en el cuello"

El encargado de relaciones internacionales del gobierno interino opositor y dirigente nacional de Primero Justicia, Julio Borges, expresó este martes sus cuestionamientos contra Guaidó y su forma de decidir sobre los activos de Venezuela. A su juicio, el líder opositor no ha sido asertivo en la materia.

“(Guaidó) debería tener la fuerza, la asertividad de planear, planificar y proponer, cosa que al final lo hemos hecho nosotros solos (…) estamos con el agua al cuello por la inercia de decisiones no tomadas. Hay inercia e incapacidad de no tomar decisiones”, manifestó Borges el martes en una entrevista en el programa 'Día a Día', con el comunicador venezolano César Miguel Rondón.

Borges, identificado frecuentemente como el canciller de la oposición, criticó que la administración de activos en el extranjero haya “desenfocado” a los detractores de Maduro de su objetivo político en Venezuela, según su opinión.

“No estamos diseñados, ni nuestra meta es manejar empresas. Esto nos ha desenfocado. Eso lo que ha hecho es crear fisuras, ruido, escándalos. Tenemos un solo propósito, que es salir de Maduro, lograr el cambio político”, manifestó.

Sobre Guaidó, consideró que ha sido “pasivo” al abordar el tema de los activos. “Creo que se ha entregado más bien a su entorno y él no ha tomado decisiones. Muchas veces, ni siquiera está en las reuniones. Queremos darle un ‘corrientazo’ para que aterrice a la realidad”, aseguró sobre el comunicado de su partido.

Borges precisó que el retiro de Primero Justicia del gobierno interino solo atañe, de momento, a “todas las instancias donde se discuta el tema de los activos”.

Afirmó que no tiene “problemas” en dejar los cargos asignados en el interinato. “El gobierno interino, además de esta discusión de los activos, tiene que dar una discusión profunda de relanzar, organizar, reorganizar la unidad política”, dijo.

En su comunicado, el gobierno interino recordó que la comisión delegada de la Asamblea Nacional electa en 2015 “es la responsable de evaluar los mecanismos que garanticen el mejor ejercicio para la protección de activos” e insistió en que procura las mejores prácticas de rendición de cuentas y transparencia”.

El presidente Maduro, que no controla los activos de Venezuela en países cuyos gobiernos le desconocen como mandatario, como Colombia y Estados Unidos, advirtió el lunes que empresas como Monómeros siguen siendo de su nación, reseña la VOA 

“Continuamos avanzando hacia la recuperación de nuestros activos. Haga lo que Iván Duque (presidente colombiano), Monómeros es venezolana (…) haga lo que haga Guaidó, Citgo es venezolana”, dijo en un acto de campaña electoral. VOA YS (Foto: VOA)