La vandalización de estatuas de José Martí desata la indignación en Cuba

La vandalización de estatuas de José Martí desata la indignación en Cuba

La vandalización de varias estatuas del héroe nacional cubano José Martí, según fotos publicadas por un grupo opositor hasta ahora desconocido, ha generado una fuerte polémica en la isla y reacciones de condena tanto de partidarios del Gobierno como de disidentes.

El grupo, autodenominado Clandestinos, publica desde el miércoles en la red social Twitter varias fotografías en las que aparecen bustos de José Martí cubiertos de pintura roja, a los que acompaña la frase "Así amaneció La Habana" y un icono con tres caras, una de ellas cubierta con una máscara.

El mismo usuario (@clandestinoscdp) añadió este viernes un video en el que se observa un cartel propagandístico con la cara de Martí, también vandalizada con pintura roja.

La acción de los llamados Clandestinos, un grupo del que hasta ahora no se había tenido constancia, ha generado un aluvión de protestas en Cuba, donde al margen de las posiciones políticas existe un alto respeto por los símbolos patrios y se venera de forma prácticamente unánime al político, pensador, escritor, periodista, filósofo y poeta José Martí (1853-1895).

Incluso el presidente del país, Miguel Díaz-Canel, aludió a la vandalización de la estatua al publicar en su cuenta de Twitter un artículo del medio estatal Cubadebate en el que se critica duramente la acción bajo el título "no merece llamarse cubano quien mancilla su más profunda raíz".

Internautas partidarios del Gobierno cubano también han mostrado en masa su indignación en las redes sociales, donde dedicaron calificativos como "delincuentes" o "miserables" a los autores de la vandalización y desearon su pronto arresto.

Por su parte, opositores al Gobierno dentro y fuera de la isla también han condenado la acción, al considerarla desacertada, y muchos han exigido a Clandestinos no mancillar la imagen del "apóstol cubano" para atacar al Gobierno.

Tras las críticas, el grupo se defendió en Twitter con el argumento de que su acción "no es un ultraje a Martí sino una reivindicación de su figura".

Clandestinos también definió su acción como "un grito de guerra contra la dictadura" y acusó al Partido Comunista de Cuba (PCC) de estar "matando al apóstol desde hace 61 años", en referencia al modo en que las autoridades cubanas reivindican la figura del héroe independentista del siglo XIX.

EFE / MV

Categoria: