Skip to main content
Lavrov hace comentarios falsos sobre amenaza nuclear de Rusia

Lavrov hace comentarios falsos sobre amenaza nuclear de Rusia

El 3 de marzo, el ministro de relaciones exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, acusó a Occidente de propagar temores de una guerra nuclear después de la invasión de su país a Ucrania.

En una conferencia de prensa en Moscú con periodistas rusos y extranjeros, Lavrov dijo: “Los invito a familiarizarse con los hechos y no tratar de simular que se está desarrollando una película de acción de Hollywood basada en un libreto escrito por sus colegas, donde hay un mal absoluto y un bien absoluto”.

Estamos convencidos de que estamos haciendo lo correcto”, añadió.

Lavrov está entre los sancionados por Estados Unidos y sus aliados europeos a causa de la invasión. Él mismo caracterizó la últimas sanciones como “una especie de impuesto a la independencia” y dijo que Occidente está tratando de subordinar a la Federación Rusa a su “dictadura”, pero que Moscú nunca cederá, reportó la agencia de noticias estatal TASS.

El canciller insistió en que Rusia está abierta a conversaciones de paz, pero que se buscará la desmilitarización de Ucrania hasta el final.

Lavrov también acusó a Occidente de propagar temores de una guerra nuclear, informa VOA.

“Todos entienden que la Tercera Guerra Mundial solo puede ser nuclear, pero les llamo la atención sobre el hecho de que una guerra nuclear es algo que está dando vueltas constantemente en las mentes de los políticos occidentales, no en las mentes de los políticos rusos”.

Eso es falso.

En realidad, los temores de una guerra nuclear y la discusión de esa posibilidad fueron provocados por el jefe de Lavrov, el presidente ruso Vladimir Putin.

Cuatro días después de lanzar su invasión el 24 de febrero, Putin puso en alerta máxima a las fuerzas nucleares de Rusia, algo que describió como un “régimen de misión de combate”. Su orden fue emitida durante una reunión televisada en el Kremlin con el ministro de Defensa, Sergéi Shoigu, y el jefe del Estado Mayor, Valery Gerásimov.

"Turnos de servicio en los puestos de mando de las Fuerzas Estratégicas de Misiles, las Flotas del Norte y el Pacífico y en el Comando de Aviación de Largo Alcance, comenzarán a cumplir funciones de combate con refuerzos de personal”, reportó Shoigu a Putin, según Reuters.

El “régimen especial de misión de combate” comprende todos los componentes de las fuerzas nucleares rusas, como las “que supervisan los misiles balísticos intercontinentales emplazados en tierra, los misiles balísticos intercontinentales lanzados desde submarinos y la flota de bombarderos estratégicos con capacidad nuclear”, reportó AP.

Polygraph.info solicitó al Departamento de Estado de EE. UU. y al Pentágono que comentaran sobre las declaraciones de Lavrov, pero no obtuvo una respuesta entes de nuestra publicación.

La declaración de “régimen especial de misión de combate” de Putin ha generados condenas internacionales.

“La retórica provocadora sobre armas nucleares es el colmo de la irresponsabilidad”, dijo el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken.

El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, la llamó una “retórica peligrosa e irresponsable”.

Kris Osborn, editor de defensa de la revista The National Interest, dijo que la maniobra de Putin fue una “bravuconada nuclear”.

Otros, sin embargo, creen a Putin capaz de amenazar una guerra nuclear.

Fiona Hill, ex asesora de política exterior de presidentes estadounidenses demócratas y republicanos, fue consultada recientemente por la revista Politico con la pregunta de si Putin usaría un arma nuclear.

Ella respondió: “Cada vez que usted piense ‘no, claro que no’, pues bien, sí la usaría. Y él quiere que nosotros lo sepamos, por supuesto. No se trata de estar intimidados y asustados, así él quiere que estemos. Lo que tenemos es que prepararnos para esas contingencias e imaginar qué vamos a hacer para atajarlas”.

La cadena CNN reportó que sus periodistas vieron “reportes de inteligencia en bruto” que describían el comportamiento de Putin de “altamente preocupante e impredecible” y que el líder ruso había “expresado una ira extrema” por las sanciones de Occidente.

El 25 de febrero, Estados Unidos y sus aliados impusieron sanciones directas contra Vladimir Putin y miembros de su gobierno.

El 1 de marzo, un día después de que Putin puso a sus fuerzas nucleares en alto estado de alerta, los militares rusos hicieron maniobras con submarinos nucleares en el mar de Barents y con misiles balísticos intercontinentales de tierra en Siberia.

El 2 de marzo, las naciones occidentales sacaron a siete grandes bancos rusos del sistema de transacciones financieras internacionales SWIFT, una fuerte sanción económica.

La última vez que los niveles de alerta nuclear se elevaron en Estados Unidos o Rusia fue hace 48 años, cuando Estados Unidos los activó durante la Guerra de Yom Kippur” en el Oriente Medio en 1973, reportó Defenseone.com.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, y otros funcionarios de alto rango estadounidenses dicen que no ven razones para escalar los niveles de preparación nuclear de Estados Unidos.

El almirante Charles Richard, jefe del Comando Estratégico de EE. UU., dijo en una audiencia del Congreso el 1 de marzo que está constantemente revisando y analizando la situación nuclear de Rusia y dijo estar “completamente satisfecho” con la situación de sus fuerzas.

No he hecho recomendaciones de cambios”, agregó.

Putin ha alardeado en el pasado sobre la capacidad de las armas rusas, como, por ejemplo, cuando dijo en marzo de 2018 que Rusia había desarrollado un nuevo misil balístico “invisible”, el Satán, y demostró el arma en una simulación de video en una inmensa pantalla que mostraba los misiles haciendo impacto en la Florida.

Esto no es un embuste”, dijo Putin al terminar el video.

El 4 de marzo, las fuerzas rusas ocuparon la central de energía nuclear de Zaporizhzhia, en el sureste de Ucrania, después de que su ataque a la instalación desató un incendio y temores de una catástrofe nuclear. Es la mayor planta nuclear de Europa, con seis reactores.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que la situación “amenazó directamente la seguridad de toda Europa”. Las autoridades ucranianas dijeron que el fuego fue extinguido y que los niveles de radiación en la plante eran normales. VOA / EA (Foto VOA)