Londres admite que plan para Irlanda del Norte viola el derecho internacional

Londres admite que plan para Irlanda del Norte viola el derecho internacional

El ministro británico para Irlanda del Norte, Brandon Lewis, admitió este martes en el Parlamento que el plan del Gobierno de alterar ciertas disposiciones del acuerdo del Brexit al que llegó con Bruselas el pasado año "viola el derecho internacional".

"Diría que sí, que esto viola el derecho internacional de una forma muy específica y limitada", dijo Lewis al ser preguntado por una ley con la que el Ejecutivo prevé modificar ciertas disposiciones pactadas con la Unión Europea (UE) para asegurar que la frontera entre las dos Irlandas sigue abierta tras el Brexit.

Agregó que "hay claros precedentes para el Reino Unido y, sin duda, otros países con la necesidad consideran sus obligaciones internacionales a medida que cambian las circunstancias".

Dimisión del responsable del departamento legal del Gobierno

El malestar ante esos planes ha provocado la dimisión del responsable del departamento legal del Gobierno, Jonathan Jones, así como críticas desde las propias filas del Partido Conservador del primer ministro británico, Boris Johnson.

Su antecesora en el cargo y compañera de bancada, Theresa May, acusó a Johnson de poner en duda la credibilidad internacional del país.

"El Gobierno del Reino Unido firmó el acuerdo de salida (de la Unión Europea) junto con el protocolo para Irlanda del Norte. Este Parlamento ratificó aquel acuerdo de salida como parte de la legislación británica. Ahora, el Gobierno está cambiando la forma de operar de ese acuerdo", afirmó la exdirigente "tory" en la Cámara de los Comunes.

"En esta situación, ¿cómo puede el Gobierno asegurar a sus futuros socios internacionales que se puede confiar en que el Reino Unido cumplirá las obligaciones legales de los acuerdos que firme?", pregunto la anterior primera ministra británica.

La polémica ha surgido cuando este martes se inicia la octava ronda de negociaciones entre ambos lados del canal de la Mancha para diseñar su futura relación y en un momento en el que el Reino Unido negocia múltiples acuerdos comerciales, con países como Estados Unidos, Japón y Canadá. EFE

EB

Categoria: