Los partidos catalanes evalúan la posibilidad de acuerdos ante los comicios de diciembre

Los partidos catalanes evalúan la posibilidad de acuerdos ante los comicios de diciembre

Los partidos de Cataluña están centrados hoy en las posibles coaliciones a formar para concurrir a las elecciones regionales de 21 de diciembre próximo, mientras el expresidente regional Carles Puigdemont, reclamado por la Justicia española, permanece en Bélgica en libertad condicional.

La preferencia mayoritaria es acudir en solitario y, al día siguiente, debatir eventuales acuerdos.

Mañana termina el plazo para la formación de coaliciones entre partidos, una fórmula que en los anteriores comicios, de septiembre de 2015, se plasmó en Junts pel Sí (JxSí), que con políticos independentistas de centroderecha y de izquierda republicana, con apoyos de la izquierda antisistema de la CUP, ha gobernado desde septiembre de 2015 en la comunidad autónoma española de Cataluña con un proyecto secesionista.

Proyecto que, culminado el 10 de octubre con una declaración de independencia unilateral aprobada por el Parlamento autonómico, dio paso a la respuesta legal del Gobierno que preside Mariano Rajoy que, previa autorización del Senado, cesó al Gabinete catalán, disolvió su Cámara y convocó elecciones para dentro de mes y medio.

El partido que ha dominado la política catalana durante décadas y gobernó entre 1980-2003 y desde 2010 hasta ahora es CDC, una fuerza de centroderecha nacionalista que viró al independentismo y en 2016 pasó a llamarse PDeCAT, parece ser la única que apuesta por reeditar una coalición similar a la del gobierno cesado, aunque sea con otro nombre.

El PDeCAT quiere, además, incluir en las candidaturas al cesado presidente regional catalán Carles Puigdemont, que junto a otros cuatro exconsejeros de su Gabinete están en Bélgica en libertad condicional con medidas cautelares mientras se resuelve la petición española de extradición.

Puigdemont y todos los exconsejeros del anterior gobierno independentista de Cataluña podrán presentarse a las elecciones regionales del 21-D, aunque algunos de ellos estén en prisión provisional, confirmó hoy el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que subrayó que todos tienen sus derechos políticos "intactos" y, por tanto, pueden concurrir como candidatos.

El partido al que las encuestas dan el primer lugar en los comicios de diciembre es el secesionista ERC (republicanos de izquierda), que tiene a exconsejeros en Bruselas con Puigdemont y a otros en la cárcel acusados de rebelión, entre ellos a su líder y ahora exvicepresidente regional Oriol Junqueras.

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, aseguró hoy que sólo aceptará una lista única secesionista para el 21-D si en ella se integran también los antisistema de la CUP (sus aliados en este proceso de secesión) y otros sectores de la izquierda soberanista.

En caso contrario, ERC prefiere que haya tres listas (la suya y las del PDeCAt y la CUP) con puntos programáticos comunes para rentabilizar más los votos de sus respectivos espacios.

La condición de ERC parece difícil, puesto que la CUP, un partido asambleísta, no decidirá su posición hasta el sábado y el plazo para las coaliciones acaba mañana.

Los republicanos prefieren mirar en otros caladeros para ampliar su espacio, en especial después de la crisis en Podem (izquierda), la marca catalana de Podemos, cuyo líder hasta ahora, Albano Dante Fachin, ha dimitido por discrepancias con la dirección nacional y se muestra partidario de acuerdos con ERC y la CUP, pero no con el PDeCAT.

Entre las fuerzas que rechazan la independencia no hay intención alguna de acuerdos preelectorales, pero algunos sí desean que los haya después del día 21.

El mejor situado es Ciudadanos (liberales), actual segunda fuerza en Cataluña, que desde hace días llama a acuerdos con el PP (centroderecha) y el PSC (socialistas) para que el futuro gobierno regional catalán respete la Constitución y abandone el soberanismo.

Hoy mismo, el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, aseguró que su formación, el PSC y Ciudadanos están "obligados" a llegar a un acuerdo de gobierno si logran mayoría el 21-D.

No obstante, Albiol mostró su temor a que los socialistas prefieran acuerdos con ERC y la izquierda no independentista.
Los socialistas no se pronuncian al respecto y su líder nacional, Pedro Sánchez, subrayó hoy que los comicios autonómicos ayudarán a solventar la crisis política si están basados en "la unión y la reconciliación", que a su juicio encarna sus correligionarios catalanes. EFE

CC

Categoria: