Lula lamenta que el prejuicio de Bolsonaro prime sobre la ayuda de los médicos cubanos

Lula lamenta que el prejuicio de Bolsonaro prime sobre la ayuda de los médicos cubanos

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva lamentó que el prejuicio político del nuevo Gobierno del mandatario electo, Jair Bolsonaro, prevalezca sobre la importancia de los servicios que prestaban los profesionales de salud cubanos que se retiraron del programa "Más Médicos".

"Lamento que el prejuicio del nuevo Gobierno contra los cubanos haya sido más importante que la salud de los brasileños que viven en las comunidades más distantes y necesitadas", expresa Lula en una carta enviada al periódico cubano Juventud Rebelde, que la publica en su edición dominical.

Lula escribió la misiva desde la sede de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba (sur), estado de Paraná, donde cumple una condena de 12 años y un mes de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

"Agradezco a los médicos cubanos que supieron sobreponerse a las críticas y prejuicios, y nos enseñaron que una medicina más humana no solo es posible, también es más eficiente para mejorar los indicadores de salud de nuestras comunidades", manifiesta el líder del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil.

Cuba ordenó el pasado 14 de noviembre la retirada de los 8.332 galenos que participaban en "Más Médicos" a raíz de unas declaraciones del presidente electo del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien calificó a los profesionales de la isla como "esclavos" de una "dictadura" y propuso nuevas condiciones para continuar en ese plan de salud pública.

El exmandatario brasileño resaltó que en el país suramericano los médicos cubanos llegaron a los lugares donde no había médicos brasileños, a muchas comunidades pobres, distantes, algunas de ellas indígenas, que jamás habían sido atendidas por un profesional de la salud.

Asimismo manifestó que la salud "no es un bien, no es propiedad privada" sino que "es vida, primera condición para poder hacer cualquier cosa en este mundo" y para él los servicios de salud "no pueden ser tratados como un negocio cualquiera".

Lula dijo que el pueblo cubano "puede sentirse muy orgulloso de sus médicos y de sus escuelas de Medicina. En Brasil ustedes ganaron millones de admiradores, el agradecimiento de millones de personas".

"¡Qué bueno sería poder prescindir de ellos (los médicos cubanos)! Que Brasil tuviera suficientes médicos con los cuales pudieran ser cubiertas todas las plazas del interior y de las periferias pobres de Brasil. ¡Qué bueno sería que tuviéramos, al igual que Cuba, suficientes médicos hasta para exportar a otros países!", señaló Lula.

Para el exgobernante, "los lazos de fraternidad existentes entre los pueblos son más fuertes que el odio irracional de algunos representantes de la élite".

Además, recordó que muchos criticaron al Gobierno de la expresidenta Dilma Rousseff, bajo cuyo mandato (2011-2016) fue impulsada la iniciativa de contratar a los médicos de la isla para mejorar la cobertura de la atención primaria de salud en las zonas más desfavorecidas de Brasil.

Junto a la carta de Lula, el periódico Juventud Rebelde dedica otra de sus páginas a una entrevista con Rousseff en la que la exmandataria explica detalles del programa sanitario que puso en marcha a través de un acuerdo con Cuba y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

"Para la población más humilde el cierre del programa será una pérdida irreparable. Decenas de millones de brasileños se quedarán sin los cuidados primarios en el área de salud en todo el territorio nacional", afirmó Rousseff.

La política izquierdista opinó que las declaraciones "intempestivas" del presidente electo Jair Bolsonaro y su actuación demuestran que "ignora la dimensión diplomática" que debe prevalecer en la relación entre Cuba y Brasil.

Para ella, la exigencia del nuevo presidente brasileño de que los médicos cubanos pasen un examen para determinar su calificación es algo "absurdo" y "una forma más de convertirlos en presa fácil de esa visión ideologizada y totalmente reaccionaria que desgraciadamente el Gobierno electo tuvo en relación con su presencia".

Rosseff estima que las exigencias de Bolsonaro pueden incluso "alejar" a médicos de otros países que participan de forma minoritaria en "Más Médicos".

EFE / RA

Categoria: