Maduro repudia las "ilegales" sanciones financieras de EEUU

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, repudió, este viernes, las sanciones que aprobó su par estadounidense, Donald Trump, contra el sistema financiero del país y que afectan también a la petrolera estatal PDVSA.

"Las medidas ilegales que ha pretendido hoy tomar el presidente Donald Trump contra el pueblo de Venezuela sencillamente violan la legalidad internacional, la carta de Naciones Unidas y sencillamente ratifican un camino imperial de agresión contra Venezuela", dijo el mandatario durante una alocución trasmitida en cadena obligatoria de radio y televisión.

La medida, anunciada hoy por la Casa Blanca en un comunicado, prohíbe "negociaciones en deuda nueva y capital emitidas por el Gobierno de Venezuela y su compañía petrolera estatal".

También prohíbe las "negociaciones con ciertos bonos existentes del sector público venezolano, así como pagos de dividendos al Gobierno de Venezuela".

Maduro aseguró que con la firma de este decreto "se pretende imponerle a Venezuela un bloqueo en mecanismos de persecución económica y financiera (...) para ahogar económica y financieramente" al país, "objeto del odio, desprecio y racismo de la élite que gobierna Estados Unidos".

"Trump hoy ha dado un golpe financiero y económico contra el esfuerzo de recuperación de la economía venezolana que hacemos todos los venezolanos todos los días con nuestro trabajo y nuestro amor (...) la única respuesta que debe tener nuestro pueblo es más trabajo", prosiguió el mandatario.

El gobernante consideró que el mundo no puede aceptar este tipo de sanciones a Venezuela "por su deseo y por su fuerza de ser un país noble, digno, libre e independiente" y por ello apeló a la solidaridad de los pueblos y gobiernos, especialmente de Latinoamérica y el Caribe.

Adelantó que su Gobierno venía preparándose para este escenario y reiteró que esta "agresión financiera y económica brutal (...) ha sido pedida y promovida por la derecha venezolana".

Pide un "juicio histórico" a los venezolanos que pidieron sanciones de EEUU

Maduro pidió "un juicio histórico" contra quienes desde la oposición o el extranjero hayan pedido las sanciones económicas contra el país caribeño tomadas este viernes por Estados Unidos (EE.UU.) ante la supuesta deriva totalitaria del Gobierno.

"Yo le he pedido al presidente del Tribunal Supremo de Justicia y a la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente que se inicie un juicio histórico por traición a la patria a todos los que han pedido estas sanciones económicas que hoy han sido tomadas y que dañan nuestra vida económica", dijo Maduro.

En cadena obligatoria de radio y televisión, el jefe de Estado señaló directamente al presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, a quien ha recriminado acciones de cabildeo para que al país "se le impongan decisiones" que le causan "un gran daño financiero, económico y energético".

La plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente instaurada por el oficialismo en Venezuela ha abierto una investigación contra Borges por las cartas enviadas por este a bancos de inversión y otros actores económicos internacionales pidiéndoles que no hicieran negocios con el Gobierno del país petrolero.

La instalación de una Constituyente, que Washington considera "ilegítima" y antidemocrática, está en el origen de las medidas dictadas hoy por la Administración del presidente Donald Trump, que prohíbe las "negociaciones en deuda nueva y capital emitidas por el Gobierno de Venezuela y su compañía petrolera estatal (PDVSA)".

También prohíbe las "negociaciones con ciertos bonos existentes del sector público venezolano, así como pagos de dividendos al Gobierno de Venezuela".

"Venezuela no se mete con nadie para recibir estas agresiones, estas amenazas promovidas por una derecha apátrida. Hay que ser bien traidor a la patria para pedir sanciones contra su propio país", dijo Maduro sobre la postura de la oposición ante las sanciones.

El presidente pidió imaginar qué pasaría si un ciudadano estadounidense reclamara a otros países sanciones similares a las aplicadas hoy por Trump contra Venezuela.

"¿Qué les harían a esos estadounidenses cuando regresaran a su país? La silla eléctrica, compadre, y los solicitarían por código rojo y los perseguirían en el mundo, por traición a la patria, como hay que hacer", afirmó el mandatario venezolano, que se dirigió al país tras una reunión con sus vicepresidentes sobre las medidas de EE.UU.

Maduro afirmó el jueves conocer que las sanciones estaban preparadas y pidió a los responsables de la industria petrolera nacional -vital para la diezmada economía del país- aumentar la participación accionarial de los socios chinos y rusos. EFE

ER

Categoria: