Navalni da las gracias a los pilotos y paramédicos rusos por salvarle la vida

Navalni da las gracias a los pilotos y paramédicos rusos por salvarle la vida. Foto: EFE

El líder opositor ruso Alexéi Navalni dio hoy las gracias por haberle salvado la vida a los pilotos del vuelo en el que se desplomó tras haber sido envenenado y a los paramédicos que lo atendieron tras el aterrizaje de emergencia del avión en la ciudad siberiana de Omsk.

"Los pilotos y los primeros médicos me regalaron entre 15 y 20 horas adicionales de vida. Lo que siguió fue muy dramático y merece un relato aparte, pero no habría nada que contar si no fuera por estos muchachos. Gracias a ustedes, buenos amigos desconocidos. Sois buenas personas", escribió en su cuenta de Instagram.

El pasado día 20, el líder opositor ruso, de 44 años, se sintió mal a bordo del avión en el que regresaba a Moscú desde Siberia, por lo que el piloto realizó un aterrizaje de emergencia en la ciudad de Omsk, donde fue ingresado inconsciente en un hospital local.

Los compañeros y la familia de Navalni denunciaron que había sido envenenado y exigieron su traslado a una clínica en Berlín.

Según indicó el opositor en la red social, después de todo lo sucedido siente un gran agradecimiento a muchas personas, pero quiso incidir especialmente en los que "jugaron un papel clave" en su destino.

"Hasta donde comprendo (...), el plan de los asesinos era simple: me sentiría mal a los veinte minutos del despegue y me 'desconectaría' 15 minutos después. Al no haber atención médica, después de una hora continuaría mi viaje dentro de una bolsa plástica negra en la última fila", escribió.

Sin embargo, indicó el opositor ruso, "una serie de casualidades felices y acciones precisas de buenas personas desconocidas", cambió radicalmente la situación: los pilotos aterrizaron de urgencia en Omsk, pese a una amenaza de bomba y los paramédicos no mintieron y diagnosticaron "envenenamiento".

"Me pusieron una dosis de atropina", señaló el político, al destacar que estas acciones le salvaron la vida.

Este martes Navalni fue dado de alta del hospital berlinés La Charité, donde le trataron durante 32 días por envenenamiento con un agente tóxico del grupo Novichok.

El líder de la oposición extraparlamentaria ha expresado su deseo de regresar a Rusia cuando esté recuperado del todo, según su portavoz, Kira Yarmish, pero de momento se quedará en Alemania para continuar con la rehabilitación.

Navalni llegó a la capital alemana en estado crítico y tras un tira y afloja con el hospital siberiano adonde ingresó en estado crítico; unos días después, el equipo la Charité y expertos del Ejército alemán testificaron que había sido envenenado por un agente nervioso militar del grupo Novichok.

El envenenamiento fue confirmado también por laboratorios de Suecia y Francia, y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) envió un equipo a Alemania para "recoger muestras biomédicas" de Navalni.

Tanto Alemania como Francia y otros países han condenado enérgicamente el ataque a Navalni y han exigido a Rusia explicaciones y que investigue el envenenamiento, mientras Moscú afirma no estar vinculada a este incidente ni disponer de pruebas de que el opositor fuese víctima de un envenenamiento.

EFE
OD

Categoria: