Skip to main content
ONU reelige a António Guterres para un segundo mandato. Archivo

ONU reelige a António Guterres para un segundo mandato

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reeligió el viernes a António Guterres para un segundo mandato como secretario general de la entidad mundial, esta vez enfocado en “trazar el rumbo de la pandemia de COVID-19”.

“Estamos verdaderamente en una encrucijada, con decisiones consecuentes ante nosotros. Los paradigmas están cambiando. Las viejas ortodoxias están cambiando”, dijo a los embajadores al momento de saberse los resultados que hace públicos hoy la ONU.

Guterres, un ingeniero con larga trayectoria en la docencia en Portugal, fue Primer Ministro de su país desde 1995 a 2002, y luego ocupó cargos en la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) hasta que comenzó su primer mandato en 2017, su segunda incursión será hasta 2026.

En un despliegue de su habilidad comunicacional, Guterres se dirigió a la comunidad diplomática en inglés, francés y español para hacer hincapié en la necesidad de erradicar la pandemia de coronavirus, resalta la ONU.

“Nuestro mayor desafío, que es al mismo tiempo nuestra mayor oportunidad, es utilizar esta crisis para cambiar el rumbo, girar hacia un mundo que aprenda lecciones, promueva una recuperación justa, ecológica y sostenible”, afirmó según informa VOA.

El director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, recibió con beneplácito la reelección de Guterres y prometió seguir trabajando de conjunto para poner fin al flagelo del coronavirus.

"Felicitaciones, @antonioguterres en su segundo mandato como Secretario General. Espero seguir trabajando estrechamente con usted para poner fin a la pandemia #COVID19 y lograr una recuperación más sana y justa", aseguró el jefe de la OMS.

En cuanto a la situación geopolítica mundial, Guterres prometió usar esta oportunidad en la dirección de la ONU para asegurar "el florecimiento de la confianza entre las naciones".

“La actitud es nunca rendirse”, dijo. “Esto no es idealista ni utópico, sino que se basa en el conocimiento de la historia cuando ocurrieron grandes transformaciones y está guiado por la creencia fundamental en la bondad inherente de las personas: que los avances son posibles cuando menos lo esperamos y contra todo pronóstico. Ese es mi compromiso inquebrantable", concluyó. MV / Voz de América (Foto: Archivo I21)