¿Qué poderes tendrá el chavismo si gana las elecciones del domingo?

¿Qué poderes tendrá el chavismo si gana las elecciones del domingo?

La Asamblea Nacional que se elegirá este domingo en Venezuela utilizará sus poderes de legislación, fiscalización del presupuesto nacional y control político para “complacer” al gobierno en disputa de Nicolás Maduro a partir de enero de 2021, advierte el experto en derecho y política internacional Nelson Chitty La Roche.

El Consejo Nacional Electoral venezolano ha convocado para este 6 de diciembre a una votación para renovar el Parlamento, de mayoría opositora desde 2016, pero maniatado por el madurismo mediante sentencias judiciales.

Treinta y siete partidos que detractan de Maduro no participarán en la elección por considerar que se trata de un “fraude” con el auspicio del chavismo.

Chitty La Roche, abogado experto en Constitución y política internacional, también exdiputado del extinto Congreso nacional, explica las tres competencias esenciales de la Asamblea, establecidas en el artículo 187 de la Carta Magna de Venezuela.

“La Asamblea Nacional legisla. Es un acto de soberanía, significa determinar las pautas de conducción con las cuales la sociedad funciona, vale decir, la orientación de tipo estratégico y establecer al poder ejecutivo su campo material de acción”, detalla en entrevista con la Voz de América desde Caracas.

La facultad de “vigilar la ejecución física presupuestaria” del país también recae sobre el Parlamento, expone. “Significa estar atentos a los términos en que gasta el ejecutivo, si gasta bien, cómo debe hacerlo. Una Asamblea Nacional equilibrada evitará que el poder ejecutivo maneje los recursos en términos que no sean convenientes para la República”, apunta.

Luego, está el control político, mencionado en los artículos 222, 223 y 224 de la Constitución. En las normas, se determina una mecánica parlamentaria para aprobar votos de censura contra el poder ejecutivo en caso de lo que Chitty La Roche llama “invasión” del mismo en acciones ilegales o punibles.

Ese articulado también faculta al poder legislativo para conformar el Consejo Moral Republicano, que vigila la ética y el desempeño de la función pública.

La “estatura” de la AN resulta vital para el equilibrio de los poderes, opina. “La figura del equilibrio de los poderes solo es posible con una Asamblea Nacional que funcione debidamente. Caso contrario, tendrás un permanente atentado al Estado constitucional, a la Constitución, a la ley”, dice.

"Simulacro electoral"

Si bien expertos en opinión pública consultados por la VOA prevén una baja participación en los comicios del domingo, se da por descontado que el chavismo ganará los 277 curules del Parlamento venezolano.

La votación será, a juicio de Chitty La Roche, “un simulacro electoral, un acto convocado con la apariencia de constitucionalidad y legalidad, pero que de ninguna manera constituye una elección de los representantes del pueblo”.

Los términos en que el CNE ha organizado la elección son “grosamente fraudulentos”, a su entender. “El gobierno va a resultar ganador de esa elección. Se va a decir que se eligió y que se instala el 5 de enero conforme a los intereses del oficialismo, que quiere de esa manera mostrar, aparentar, simular, que estamos en una democracia”, asegura el experto en derecho constitucional.

El Parlamento debe instalarse exactamente en esa fecha, según la Constitución. Es el principal argumento que Maduro ha dado en público para negarse a postergar la elección, a pesar de peticiones de la comunidad internacional, principalmente de la Organización de los Estados Americanos y la Unión Europea.

Maduro ha llamado a sus seguidores a votar para “rescatar la Asamblea Nacional”. El gobierno interino del diputado opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente por 60 países desde 2019, califica de antemano como ilegal e inconstitucional la AN que se instalará en 2021.

A pesar de los argumentos, Venezuela observará un “poder de hecho” del nuevo Parlamento, como ha ocurrido en el resto de las instituciones controladas por el chavismo desde 2007, remarca Chitty La Roche.

La AN será un “fantasma” que se autoproclamará erróneamente como legal y legítimo, indica el abogado. Estima que se parecerá a la Asamblea Nacional Constituyente, que el chavismo convocó en 2017 sin la venia de la oposición.

“Será un aparato listo para complacer al régimen, llamado a continua y regularmente medir en la medida que el régimen necesita, para asistir al régimen en la parodia de la constitucionalidad”, advierte.

La futura Asamblea Nacional, insiste Chitty La Roche, proyectará “espectáculos” de corte político que distraerán al venezolano mientras el chavismo “intenta vender el capital público que pueda para seguir con la cleptocracia (institucionalización de la corrupción y el robo de lo público), propia de esta autocracia con la cual se ha arruinado al país”.

Voa
Informe21/LJ

Categoria: