Se fue medio año y Maduro sigue siendo el Rey

Se fue medio año y Maduro sigue siendo el Rey

Nicolás Maduro comenzó el año 2020 jurando -una vez más- que la inflación sería de un dígito; las cifras del primer semestre indican que no será posible. Por primera vez Venezuela importó gasolina. Jamás se había ofrecido recompensa por la entrega de un mandatario venezolano… y Maduro continúa siendo el Rey ¿desnudo?

El 5 de enero de 2016, Henry Ramos Allup (AD), en su primer discurso como presidente de la Asamblea Nacional, afirmó que en un lapso no mayor de seis meses, encontrarían la vía “constitucional” para sacar a Nicolás Maduro de Miraflores. El anuncio lo acompaño con la orden de retirar los retratos de Hugo Chávez que colgaban en las paredes del parlamento.

Ramos Allup finalizó su mandato y Maduro continúa como Presidente de Venezuela .

En enero de 2019, Juan Guaidó asumió el cargo que dejaba Ramos Allup y el 23 de ese mes se juramentó como presidente interino de Venezuela, basado en los artículos 333 y 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, redactada por iniciativa del entonces presidente Hugo Chávez.

Desde el momento de su juramentación, la promesa básica de Guaidó fue: Cese de la usurpación (salida de Maduro), gobierno de transición y elecciones libres. Con esa consigna logró emocionar a la oposición, algunas victorias diplomáticas y reconocimientos internacionales. Finalizó 2019 y Nicolás Maduro recibió el 2020 en Miraflores anunciando planes para el año que comenzaba y del que ya transcurrió el primer semestre.

Inflación de un dígito

Nicolás Maduro recibió el 2020 haciendo anuncios en una entrevista que le concedió al periodista español Ignacio Ramonet, igual que en el 2019. Comenzó afirmando que era “optimista” y pronosticó que para Venezuela se podría lograr “inflación de un dígito este año 2020”.

El 8 de junio -6 meses después de tan optimista estimación- el Banco Central de Venezuela (BCV), informó que la inflación de mayo 2020 fue de 38,6% (acumulada 295,9% y anual 2.296,6%)

El reporte se refiere al Índice de Precio del Consumidor (IPC) de mayo 2020 y lo ubica en 42.404.519.909,6 puntos. Un panorama bastante oscuro porque para que el escenario hiperinflacionario se revierta, se necesitan, al menos, tres meses por debajo de los 50 puntos, según explicó en abril de 2019 el diputado opositor Ángel Alvarado.

El Petro, la criptomoneda creada por su gobierno, fue otro punto que Maduro mencionó como parte de su plan económico 2020. Dijo que insistiría en que fuera aceptada como moneda de cambio .

Una de las vías sería el pago, con la criptomoneda, de los trámites oficiales, la venta de petróleo y de gasolina producida por Pdvsa para vuelos internacionales.

El solo anuncio provocó un brinco en el precio para la obtención de pasaporte que llegó a ser catalogado como el más caro del mundo.

Mucha memoria y poca cuenta

Nicolás Maduro presentó su Memoria y Cuenta 2019 en la Asamblea Nacional Constituyente, no en la Asamblea Nacional como lo pauta la Constitución. No es la primera vez que lo hace.

En este escenario enfatizó que en el 2019 triunfó “la paz, a pesar del bloqueo y la agresión imperialista” contra la nación.
Se refirió al programa de viviendas, afirmando que era “el más exitoso del mundo entero”. Agregó que la Gran Misión Vivienda Venezuela “ha garantizado la construcción y la entrega de más 3 millones 600 mil viviendas de calidad, con su hábitat, para nuestro pueblo”.

Año nuevo salario nuevo

El 1 de Enero de 2020 el salario mínimo pasó de Bs 150.000 a Bs. 250.000 y el cestaticket de alimentación, que según las leyes venezolanas debería cubrir una comida diaria, se incrementó en 33,3 %, al pasar de Bs. 150.000 a Bs. 200.000. De manera que el ingreso integral pasó de Bs 300.000 a Bs. 450.000 (Gaceta Oficial extraordinaria N°. 6.502, 9 de enero 2020)

De acuerdo con la tasa del Banco Central de Venezuela el nuevo salario mínimo equivalía, para el 10 de enero, a cuatro dólares, mientras que calculado por la cotización del dólar paralelo representaba tres dólares.

La inflación de febrero fue de 22,4%. Con un acumulado de 102,4% Con esa cifra en manos, el diputado Ángel Alvarado calculó que una familia venezolana necesita, al menos, 18 millones de bolívares fuertes para adquirir la canasta alimentaria.

Ejemplo ilustrativo: el pasado 26 de junio, una mano de cambur y dos tortas de casabe, en un mercado popular, costaron Bs. 560.000; un pollo -sin pesar- Bs. 650.000. Más de un salario mínimo en ambos casos.

COVID19 le da aire a Maduro

En Enero ya el mundo se sentía amenazado por lo que sería la pandemia por el COVID 19. En Venezuela, el ministro de Salud, Carlos Alvarado, anunció el 2 de febrero medidas especiales de control a quienes ingresaran por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar. Precisó que contaría con la colaboración del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil y las aerolíneas que operan viajes internacionales.

Precisó que “en Venezuela se están tomando las medidas correspondientes por la declaratoria de emergencia de interés en salud pública de importancia internacional decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre las que destaca la activación del Comité Nacional de Preparación y Respuesta y de la Oficina Sanitaria Internacional” .

El viernes 13 de marzo comenzó el Estado de Excepción de Alarma en todo el Territorio Nacional y tres días después, Maduro dio las primeras cifras de afectados: 33 casos, “28 de Europa y cinco de Colombia”. 18 mujeres y 15 hombres. Finalizó decretando cuarentena social en los 23 estados y Distrito Capital a partir del martes 17 de marzo a las 5:00 am.

Desde ese momento, la información sobre la incidencia del COVID19 ha sido exclusivamente oficial en las voces de Jorge Rodríguez, ministro de Información, Delcy Rodríguez, Vicepresidenta o del propio Maduro. Cualquier comentario distinto a lo dicho por los voceros del Estado, es considerado atentatorio a la tranquilidad de la ciudadanía y en algunos casos los autores han sido arrestados o amenazados como sucedió con los miembros de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela, quienes advirtieron que la segunda quincena de junio sería crítica -los hechos dieron la razón- y manifestaron dudas sobre la veracidad de los reportes oficiales. Por tal atrevimiento, fueron públicamente amenazados por Diosdado Cabello.

La cuarentena se ha ido prolongando. Maduro advirtió que “esto va pa’largo” y anunció que se volverá a la normalidad “de manera relativa y vigilada”. El 12 de Mayo, la cuarentena y estado de alarma fue extendido por 30 días.

El estado de alarma y la consecuente cuarentena le ha dado un segundo aire a Maduro: disminuyó la presión de calle y la presencia de Juan Guaidó en la escena pública. Las cifras oficiales de afectados y fallecidos por el COVID19 han sido insignificantes en comparación con las de otros países. Pero…

La procesión va por dentro

La pandemia sacó del foco internacional la crisis social, política y económica de Venezuela. Eso fue positivo para Maduro.

Mientras, en lo interno aumentaban las colas en las Estaciones de Servicio en busca de gasolina. El desabastecimiento de combustible llegó con fuerza en la Gran Caracas en febrero y afectó notablemente el transporte de alimentos, gas y agua potable.

En medio de esa calma aparente, Estados Unidos propuso un “plan de transición” gubernamental en Venezuela sin Maduro ni Guaidó.

Guaidó saludó la propuesta como positiva, Maduro la calificó de “pérdida de tiempo” y continuó como si nada en medio de una crisis económica acentuada por la caída de los precios del petróleo que en el caso de la cesta venezolana se ubicó en 13 dólares por barril el 17 de abril.

Venezuela se hundía como el Titanic mientras Maduro veía “La casa de papel”.

Sólo le quedaba, según José Guerra , vender el oro del Banco Central y privatizar la comercialización de la gasolina.

Sucesos que ocurrieron luego hacen pensar que el gobierno siguió la recomendación.

Un desembarco con mucho ruido y pocas nueces

El domingo 3 de mayo en la madrugada, los portales y redes sociales vibraron con una información que recordó al conato de golpe del 30 de abril de 2019.

Se trató de un desembarco, en Macuto, que tendría como objetivo “la captura de la organización criminal que dirige los destinos de la nación”.

Por el oficialismo habló la vicepresidenta Delcy Rodríguez: “Pretendieron hacer una incursión terrorista en nuestro territorio; violentar la integridad territorial de Venezuela en medio de la pandemia que amenaza a la humanidad entera”, manifestó.

Juan Guaidó, al principio, negó estar involucrado en lo ocurrido aunque filtraron papeles, según los cuales, habría firmado un contrato con Goudreau.

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, informó que ocho personas fallecieron y al menos dos fueron detenidas por el intento frustrado de "invasión marítima".

Este desembarco fue otro golpe a la credibilidad de la oposición.

Aumenta la desinformación

El 19 de mayo Venezuela perdió otra opción informativa y de entretenimiento con la salida de Directv. La empresa no podía estar bien con Donald Trump y con Nicolás Maduro (por no decir con Dios y con el diablo).

Por las sanciones de Estados Unidos, la cablera debía retirar de su oferta a Globovisión y Pdvsa TV, lo cual no era aceptado por la administración de Maduro. Ante tal disyuntiva, la empresa estadounidense AT&T, apagó la señal para Venezuela. Eso se tradujo en 600 nuevos desempleados, más de 2 millones de hogares sin servicio de televisión satelital, menos alternativas informativas y de entretenimiento y la detención de varios exdirectivos venezolanos de la operadora.

La respuesta de los usuarios se hizo escuchar el martes 20 de mayo por la noche con un sonoro cacerolazo.

Al ruido de las cacerolas se unieron estallidos de petardos y gritos contra Nicolás Maduro.
Algunos caraqueños convocados a través de mensajes, y otros sorprendidos por el ruido de sus vecinos, comenzaron la protesta casi de forma simultánea con una declaración del vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, acerca de la situación de COVID-19.

Se terminó la gasolina gratis

Después de casi dos años con la gasolina sin precio -cada quien pagaba lo que quería, como quería o no pagaba- y de largas filas en las estaciones de servicio por la escasez de combustible, el 1 de junio fue restablecida la venta de gasolina luego de la llegada de cinco cargueros con combustible iraní, los días 27, 28 y 29 de mayo.

No hubo explicación del por qué Venezuela dejó de producir gasolina y autoabastecese desde finales de 2019. El surtido se fue normalizando con un esquema de precios que dejaba muchas interrogantes . Precisó Maduro que “Venezuela tiene que avanzar hacia el cobro de la gasolina en moneda internacional para evitar el robo de Colombia y el Caribe”.

¿Hasta el 2022?

En medio del obligado confinamiento, el Tribunal Supremo de Justicia se enfocó en las elecciones de la Asamblea Nacional pautadas para este año. Primero designó las autoridades electorales atendiendo la solicitud de “declaración de omisión legislativa” solicitada por una alianza de partidos minoritarios que se dicen opositores.

Luego nombró directiva Ad Hoc de los partidos Acción Democrática y Primero Justicia .

Limpio el terreno y como para que no se quejen, invitó a la oposición a que en el 2022, si no querían que continuara como Presidente, recogieran firmas para un referendo revocatorio en su contra.

Las reacciones no tardaron.

Otro diálogo

Antes de la idea del referendo revocatorio, el presidente Donald Trump, dijo en una entrevista que no descartaba una entrevista con Maduro. Eso fue casi en paralelo con la salida al público del libro “La habitación donde sucedió” de John Bolton, ex Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

Para ese momento ya se conocía parte del contenido del libro de Bolton, especialmente el capítulo dedicado a Venezuela, donde Guaidó no queda bien parado”.

Trump intentó aclarar lo dicho en la entrevista y el 22 de junio que “sólo me reuniría con Maduro para negociar su salida del poder”

Rusia fue la única voz que respaldó la oferta . Una voz que no tuvo eco y se apagó con los días. La experiencia en diálogos anteriores ha sido negativa para la oposición.

¿El rey está desnudo?

A esta altura del partido -seis meses de 2020- se ve muy remota la posibilidad de una invasión estadounidenses como reclaman algunas voces.

En lo interno el confinamiento por la pandemia de COVID 19 sigue siendo una ventaja para Maduro porque impide que a voz en cuello se le reclame el cumplimiento de su promesa de controlar la hiperinflación.

La amenaza a Maduro estaría en las presiones -primero Estados Unidos y recientemente Europa - y la justicia internacional.

Maduro tiene un expediente con nombres de personas que podrían declarar en su contra. Entre ellos tenemos:
Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de “la Primera Combatiente” Cilia Flores, detenidos en una cárcel de Nueva York por el delito de conspirar para enviar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos. Ambos fueron detenidos por la DEA en Haiti el 10 de noviembre de 2015

Cliver Alcalá Cordones: Estuvo con Hugo Chávez en el intento de golpe de 1992. Con Chávez en el gobierno ocupó varios cargos de seguridad de Estado. En 2011 fue acusado por el gobierno de los Estados Unidos de estar involucrado en el narcotráfico en Venezuela y de ser miembro del Cartel de los Soles. En 2013 terminó su carrera militar y empezó a criticar al gobierno de Nicolás Maduro. El 14 de enero de 2019, envió una carta a Juan Guaidó , como presidente de la Asamblea Nacional, “solicitándole en el marco de sus atribuciones, para que ordene mediante una Ley de Amnistía, la libertad de los presos políticos venezolanos, poniendo el énfasis, por circunstancias que me atañen, en los militares privados de libertad, quienes son víctimas de tratos infames por parte de las autoridades de diferente rango que tienen bajo su cargo la custodia que es ejercida por verdaderos verdugos”.
Cliver Alcalá se encuentra detenido en Estados Unidos .

Bruce Bagley: Profesor Universitario de Miami, fue arrestado en noviembre de 2019 acusado de lavado de capitales. Inicialmente se declaró inocente pero las investigaciones determinaron que Bagley alternaba sus cátedras académicas sobre lavado de activos con operaciones que le habrían permitido blanquear US $2,5 millones cuyo origen fue Venezuela. Las investigaciones a Bagley llevaron a otro “pajarito” de mucho peso: Alex Saab
Álex Nain Saab Morán: El pasado sábado 13 de junio la noticia más destacada era: “Detenido testaferro de Maduro en Cabo Verde”. Se refería a Álex Saab , nacido en Baranquilla, Colombia el 21 de diciembre de 1971. La detención se sustentó en una alerta de Interpol y de inmediato EEUU anunció que pediría su extradición acusado de conspirar para cometer lavado de dinero y por lavado de dinero, relacionados con un “plan para pagar sobornos para aprovechar el tipo de cambio controlado por el gobierno de Venezuela”.

La cancillería venezolana salió de inmediato en defensa de Saab, calificando la detención de arbitraria y afirmando que era un “agente” del Estado Venezolano. Las palabras fueron apoyadas por el envío de abogados que solicitaron, en primer lugar, un habeas corpus que fue rechazado.

Hoy, 1 de julio se cumplen 18 días de la detención de Álex Saab y las autoridades de Cabo Verde recibieron la solicitud de extradición por parte de Estados Unidos. Si la aprueba, el gobierno de Nicolás Maduro estaría en aprietos de consideración. En el semestre que comienza se podría descubrir que el rey está desnudo . @erondoni

Enrique Rondón Nieto – Informe 21

Categoria: