Skip to main content
Según el OVCS, en septiembre 2021 hubo menos protestas que en el 2020

Según el OVCS, en septiembre 2021 hubo menos protestas que en el 2020

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 568 protestas durante septiembre de 2021, equivalente a un promedio de 19 diarias. Esta cifra representa una disminución de 52% en comparación con septiembre de 2020.

Gráfico de protestas 2020 - 2021

Se documentaron 462 protestas en septiembre por Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA), 81% de la cifra total. Los principales reclamos siguen siendo sociales y económicos, y guardan relación con el colapso de los servicios de agua potable, electricidad, gas doméstico y la crisis de gasolina.

Destacaron las protestas del sector educativo y fueron protagonizadas por maestros, padres y representantes ante el anuncio de reinicio de clases presenciales sin contar con garantías sobre el derecho a la salud y a la vida. Los manifestantes argumentaron ausencia de protocolos contra la COVID-19, problemas de infraestructura en centros educativos que han estado abandonados durante la pandemia y la exigencia de reivindicaciones salariales.

El estado Bolívar lidera el índice de protestas con 87, seguido de Lara (60), Distrito Capital (37), Anzoátegui (34), Trujillo (34), y por último, Aragua (32).

La situación con los servicios básicos sigue desmejorando y sin solución alguna por parte de los entes competentes, por lo que son una de las principales exigencias presentes durante el mes de septiembre. Se caracteriza por la dificultad en el acceso al agua potable y permanentes fallas en el servicio eléctrico. El Estado no satisface la prestación de los servicios, ni los garantiza.

Agua, agua, agua

En septiembre se registraron 102 protestas relacionadas con la exigencia de agua potable. Ocupando el primer lugar en cuanto al servicio más exigido. Comunidades denuncian cobros excesivos en moneda extranjera por la distribución de agua de tanques cisternas y agua contaminada por tuberías, causando estragos en la salud de la población.

Seguidamente, el servicio eléctrico fue exigido con un total de 55 protestas. Comunidades rurales y urbanas fueron afectadas por fallas de transformadores eléctricos, debido a ausencia de mantenimiento, y por la temporada de lluvias. En ocasiones los cortes de electricidad se extendieron por más de un día.

Y del gas doméstico, ni hablar

Dentro del contexto de servicios básicos, se han reportado 34 protestas por exigencia de la distribución adecuada de gas doméstico. Vecinos de zonas rurales en el interior del país denunciaron arbitrariedades por parte de los entes gubernamentales al cobrar en moneda extranjera e incumplir con los cronogramas de distribución.

La Justicia en Venezuela: entre la falta de independencia y las reformas apresuradas

"A mediados de septiembre se emitió un segundo informe de la Misión Internacional de Determinación de Hechos de la ONU sobre Venezuela en el que se advierte de las recurrentes violaciones al debido proceso en el país y 'revelan un sistema de justicia carente de independencia', que no tiene voluntad para accionar en la defensa de los derechos humanos. Esto ha sido una solicitud de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU, así como de otras instancias, incluidas las organizaciones de la sociedad civil venezolanas. En el informe, además, se enumera una serie de violaciones a los derechos humanos, con mayor énfasis en personas expuestas a extrema vulnerabilidad y en un contexto de Emergencia Humanitaria Compleja. La lamentable conclusión: los pobres son cada vez más pobres y desasistidos de las políticas públicas y hay inacción del Estado. Por otro lado, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas detalla en el informe presentado al Consejo de Derechos Humanos, en su 48º período de sesiones, la vulneración sistemática de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales en Venezuela.

"Estos informes, elaborados con extrema rigurosidad, lo que indican es un reconocimiento internacional de lo que se ha documentado por años: existen graves violaciones a los derechos humanos y una inexistente voluntad del régimen de Nicolás Maduro para asumir recomendaciones emitidas. Además, la exigencia de derechos económicos y sociales no son menos importantes, o de segundo nivel, a pesar del escenario político y electoral que cobra más fuerza: los ciudadanos exigen que se les garantice salud, salarios dignos, protección social, un nivel de vida adecuada, vivienda, educación, libertad de trabajo, sindical y de asociación.

"Durante los días 16 y 17 de septiembre la Asamblea Nacional reformó los códigos Orgánico Procesal Penal (COPP), Penitenciario y de Justicia Militar, así como las leyes de Protección de Víctimas, Testigos y Demás Sujetos Procesales y de la Policía de Investigación. Organizaciones de derechos humanos venezolanas denunciaron que las reformas se hicieron sin la debida consulta a expertos e interesados, como lo establece el artículo 121 de la Constitución."

En el momento que la OVCS finalizó su informe, continuaban la reuniones de diálogo en México, entre funcionarios venezolanos y sectores de oposición, actividad acompañada por el gobierno de Noruega y comunidad internacional, con el fin de buscar una salida pacífica a la crisis venezolana. Al respecto, el OVCS reiteró que cualquier acuerdo surgido de esta dinámica debe partir de la garantía plena de derechos y dignidad de los venezolanos.

Al parecer al gobierno poco le importó "buscar una salida pacífica a la crisis venezolana". El oficialismo uso como pretexto la extradición de Alex Saab de Cabo Verde a EE.UU. para darle una patada a la mesa.

ERN - observatoriodeconflictos.org.ve

(Foto: OVCS)