Skip to main content
Sociedad civil venezolana pide tomar elecciones como una “oportunidad aprovechada”. Foto: Archivo I21

Sociedad civil venezolana pide tomar elecciones como una “oportunidad aprovechada”

Las próximas elecciones regionales convocadas para el 21 de noviembre en Venezuela y el proceso de negociación que se lleva a cabo entre las partes representan “oportunidades” para el proceso de salida a la crisis que atraviesa el país, señalaron representantes de la sociedad civil venezolana.

Una delegación de Foro Cívico, coalición venezolana de distintos sectores de la sociedad civil que nació en el 2017, a invitación de los think tanks Washington Office on Latin America (WOLA) y U.S. Institute of Peace (USIP), explicó este miércoles su visión de la salida de la situación que atraviesa la nación suramericana, reseña Voz de América.

En la conversación, Deborah Van Berkel, presidenta de la organización Sinergia, explicó que desde su creación, el foro ha planteado “la necesidad de diálogo y negociación para la salida a la crisis venezolana”.

Esto no significa, afirmó, obviar violaciones de derechos humanos, la situación humanitaria de la población venezolana o que sea un proceso corto, puesto que, según dijo, se necesita "construir capacidades para recuperar las dinámicas democráticas en Venezuela".

Sobre las elecciones convocadas, indicó que se tratan de una ocasión para crear “condiciones y capacidades en un proceso de restitución democrática” y para que los ciudadanos “demuestren su capacidad de exigir y ejercer transparencia, organización y exigencia al liderazgo político”.

Por su parte, Beatriz Borges, directora del Centro para la Justicia y Paz (CEPAZ), explicó que desde esa organización de la sociedad civil que representa Foro Cívico buscan devolverle el significado a la palabra “diálogo” y que su visión pasa por una “construcción progresiva” de capacidades.

“Tanto las elecciones regionales como los procesos de negociación deben verse como oportunidades (…) Nosotros no quisiéramos ver (…) que estas conversaciones sobre negociación y esta elección regional del 21 de noviembre sean oportunidades perdidas, sino sean oportunidades aprovechadas”, agregó Borges.

Entre tanto Eugenio Martínez, periodista experto en el tema electoral, señaló que la solución se fundamenta “en una resolución política y en una resolución electoral”, pero debe ser “paulatina”. En este sentido, agregó, se ha ido trabajando específicamente en el aspecto electoral, como es el caso de la conformación árbitro electoral balanceado.

Destaca que el 21 de noviembre no puede verse como una “fiesta electoral”, pues tiene otras características, sino que tendría que servir “como punto de partida para los procesos que sí van resolver los problemas de los venezolanos”.

“El 21 de noviembre tiene que verse como un proceso que va servir para reagrupar a las fuerzas políticas, garantizar unidad, volver a empezar a crear otra vez competencias electorales, volver a crear movilización, volver a generar estructura de unidad dentro de la oposición”, indicó Martínez.

Mariela Ramírez, portavoz del Movimiento Ciudadano Dale Letra, expuso, entre tanto, que se trataría de un inicio de ese proceso “por etapas” y que desde Foro consideran que la reinstitucionalización en Venezuela “es un proceso en el que serán necesario decenas, cientos, quizás miles de acuerdos en todos los niveles y en todos ámbitos para edificar una nueva democracia”.

Mientras el partido de Gobierno prepara unas elecciones primarias de cara a las elecciones regionales y municipales, la oposición liderada por Juan Guaidó, considerado por decenas de países como presidente interino del país, no ha informado sobre su participación, pero han asegurado que cualquiera sea su decisión, será tomada en unidad.

A inicios de mes, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) también habló de las elecciones como una “oportunidad”, pero “para fortalecer liderazgos locales y regionales y para que los aspirantes vean allí una ocasión para servir a nuestros conciudadanos y promover el bien común”.

“Confianza y cercanía”

Desde toda esta visión que propone Foro Cívico, Van Berkel, de Sinergia, explicó que se requiere del esfuerzo y participación de todos los sectores de Venezuela, pero también de la comunidad internacional, a quienes le pidió “confianza y cercanía” con los actores venezolanos.

“Vemos muy necesaria e importante esa articulación con actores internacionales que puedan apoyar en esta visión y desde esta perspectiva”, agregó.

Más allá de lo electoral, Ramírez, de Dale Letra, destacó el papel en lo humanitario que podría tener la comunidad internacional y cómo la sociedad civil, con toda su experticia, puede servir de “canal”. VOA / MV (Foto: Archivo I21)