Sólo 9 mujeres entre los 190 discursos de la Asamblea General de la ONU

Sólo 9 mujeres entre los 190 discursos de la Asamblea General de la ONU

Únicamente nueve de los 190 países que intervinieron este año en la Asamblea General de la ONU estuvieron representados por mujeres, según confirmó este miércoles la organización.

La cifra es aún más baja que la de 2019, cuando intervinieron 16, y vuelve a dejar en evidencia la falta de igualdad en lo más alto del poder.

De hecho, durante la primera jornada de la Asamblea -tradicionalmente la de más peso- no se escuchó a una sola mujer y hubo que esperar hasta bien entrado el segundo día para contar con la primera, la presidenta de Eslovaquia, Zuzana Caputova.

La falta de mujeres este año se produce precisamente cuando Naciones Unidas conmemora el 25 aniversario de la Declaración de Pekín para impulsar los derechos de la mujer, el primer gran compromiso global en favor de la igualdad de género.

La organización tiene prevista una cumbre específica para este 1 de octubre, en la que se repasarán las políticas en este ámbito y se discutirán planes concretos para hacer avanzar los derechos de la mujer, y en la que se prevé una mayor participación femenina.

De hecho, según la última lista de oradores, las intervenciones de los países y observadores arrancarán con dos mujeres: la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la presidenta de Etiopía, Sahle-Work Zewde.

Este año, con los discursos por vía de mensajes en vídeo como consecuencia de la pandemia del coronavirus, la Asamblea General contó con más jefes de Estado y de Gobierno que nunca

En total hablaron 102 jefes de Estado y 55 jefes de Gobierno, entre ellos algunos de los líderes más relevantes de la escena internacional como los presidentes de EE.UU., Donald Trump; China, Xi Jinping; Rusia, Vladímir Putin; o Francia, Emmanuel Macron.

Macron se distinguió precisamente por pronunciar el discurso más largo de toda la Asamblea General, con 48 minutos, según informó este miércoles Brenden Varma, el portavoz del presidente de este órgano.

Las intervenciones más escuetas fueron las de Hungría y Mongolia, con 6 minutos, aunque la de Trump no anduvo muy lejos, con alrededor de 7 minutos.

La Asamblea General de la ONU cerró en la noche del martes sus debates, que por primera vez se celebraron en un formato “híbrido”, con los países representados por diplomáticos en el hemiciclo, pero con los mandatarios interviniendo a través de mensajes en vídeo grabados previamente.

Para el presidente de la Asamblea, Volkan Bozkir, el hecho de que tantos líderes mundiales decidiesen participar en las discusiones, aún sin poder estar en persona en Nueva York, es una muestra de la importancia que el mundo da a Naciones Unidas, que este año cumple su 75 aniversario. EFE

YS

Categoria: