Tintori al ABC: Leopoldo aguantará hasta que fijen las elecciones y liberen a los presos políticos

En una entrevista exclusiva al portal "ABC España", Lilian Tintori aseguró que su esposo, Leopoldo López, aguantará la huelga de hambre hasta que se fijen las elecciones y liberen a los presos políticos

Lilian Tintori confiesa que lo primero que sintió al ver por primera vez a su marido, el opositor Leopoldo López, desde que inició su huelga de hambre hace más de veinte días fue «dolor, mucho dolor. Está muy delgado, ha perdido doce kilos», explica en conversación telefónica con ABC. Ha sido la primera visita que ha podido hacerle desde que está en ayunas. «No me dejaban verle en la cárcel de Ramo Verde, y ayer me lo permitieron por fin. Me impresionó mucho pues ha perdido mucho peso. Leopoldo no ha comido nada en 22 días», asegura.

«Está haciendo esta huelga de hambre -continúa- por los derechos de todos los venezolanos. Le conté que hay cien personas en Venezuela hoy en huelga de hambre: presos, estudiantes, concejales, hombres y mujeres en huelga a lo largo de todo el país. Y Leopoldo me dijo que no va a dejar el ayuno hasta que se cumplan sus peticiones. Exige la fijación de la fecha de las elecciones parlamentarias, que no han dado; y la liberación de los presos políticos. Él va a aguantar», subraya Tintori.

–¿Su marido conocía ya la decisión de Daniel Ceballos de abandonar la huelga de hambre?

–Se lo dije yo, porque él está en aislamiento. No tiene información de fuera desde hace tres semanas. No tiene acceso a periódicos ni, hasta ahora, a ningún familiar. Leopoldo entiende que Ceballos la dejara porque no se hidrató bien durante los primeros diez días. No le dieron suero, no le atendieron, lo trasladaron y lo metieron en una celda con mucho calor, en una cárcel que no tiene condiciones para preservar la salud de una persona que está en huelga de hambre. Y se debilitó mucho, mucho. Eso hizo que la abandonara. Leopoldo está tranquilo porque sabe que Daniel [Ceballos] está en otra cárcel, que se está recuperando y ya está comiendo. Eso le da más fortaleza para seguir. Yo le conté a mi marido todo lo que estaba pasando fuera, y al saberlo me dijo que ahora más que nunca va a seguir firme en su huelga de hambre porque sus peticiones son profundamente democráticas y viables.

–¿Está dispuesto a llegar hasta el final de la huelga, aún poniendo en peligro su vida?

–Está dispuesto a aguantar hasta que fijen las elecciones y liberen a los presos.

–Usted, como su esposa, ¿qué sintió al verle después de tanto tiempo y en estas circunstancias?

–Mucho dolor y sufrimiento. Le llevé una sopa, intenté que comiera y me dijo que no, que no... que yo lo tenía que entender. Que era una responsabilidad muy grande, que hay cien personas en huelga de hambre, y que él asume esa responsabilidad. Que este es un método de lucha pacífico pero históricamente muy efectivo, y que la va a continuar. Yo confío en él, y en su cabeza y en su olfato político. Leopoldo hoy es el hombre que tiene más popularidad en Venezuela. Es un gran líder que se debe a los venezolanos y está luchando por todos nosotros y va a aguantar. Espero verle de nuevo el jueves y evaluar su condición física.
Tintori se muestra muy preocupada porque «en 21 días no le han hecho un chequeo medico, porque en ese tiempo no le han permitido entrar a su médico de confianza. Y Leopoldo no confía en los médicos del régimen, en los médicos militares porque sabe que Maduro quiere eliminarle... políticamente. Y son capaces de cualquier cosa».

La peor cara de Maduro

Señala, además, que el presidente venezolano, «en las últimas semanas lo que ha hecho es perseguir y hasta golpear a personas que están en huelga de hambre. Maduro ha mostrado su peor cara en estas últimas semanas». Y pide que el Gobierno nacional reaccione. «Está en su mano que paren las huelgas. Y la manera de hacerlo es que el Gobierno fije la fecha de las elecciones y libere a los presos políticos, que son 77».

–¿Le comentó a su marido la visita de Felipe González la semana pasada a Venezuela?

–Sí, le conté todo. Se mostró muy agradecido por su visita porque lo que hizo González aquí en Venezuela fue resaltar que nosotros como oposición, como familia de presos políticos, estamos dispuestos a dialogar, a entendernos. Y ese mensaje se lo llevó muy claro González. Y con su comportamiento, con su manera de comunicarse admirable, nos enseñó que esa es la forma políticamente correcta de defender los derechos humanos, de actuar en momentos de crisis. Su visita nos calmó mucho, nos ayudó a entender más la crisis de Venezuela, y nos ha fortalecido para seguir luchando de forma democrática.

–¿Es optimista sobre la resolución positiva de la huelga de hambre de su marido, y que Maduro ceda finalmente a sus peticiones?

–Sí, siento que Maduro tiene una gran oportunidad en este momento de actuar democráticamente. Sabemos que hoy en Venezuela no hay democracia. Que lo que hay, como dijo Felipe González, es una democracia traicionada. Ahora bien, si libera a los presos políticos y se pone fecha a las elecciones sería un avance, y haría posible todavía el rescate democrático de Venezuela.

–Hay varios expresidentes que han pedido a Leopoldo López que deje la huelga de hambre...

–Sí, queremos que la deje pero Leopoldo no lo hará hasta que se cumplan las peticiones.

–¿Sus hijos le acompañaron en esta visita a la cárcel? ¿Cómo reaccionaron al ver a su padre?

–Sí. Reaccionaron bien. Mi hija la mayor dijo que estaba más flaco, y yo le dije que sí pero que luego lo vamos a engordar, si Dios quiere.

Fuente: ABC

AJV

Categoria: