Venezolanos en Madrid siguen gritando “fraude” tras un mes de las elecciones

“Libertad”. Eso es lo que más de un centenar de venezolanos pedían a gritos en la famosa Plaza del Sol de Madrid. Por más de media hora, el centro de la capital española abrió un espacio para que el tricolor nacional se ondeara en decenas de banderas y en las chaquetas y gorras que ostentaban orgullosas el amarillo, azul y rojo. Los presentes son conscientes de que ha transcurrido un mes desde los comicios electorales y que la nación caribeña aún está en las manos “de un Gobierno ilegitimo”; sin embargo, no se rinden y alzan la voz en todos los rincones del mundo para exigir que a Venezuela regrese la democracia.

Image

Image

“Durante este último mes ha habido muchos cambios. La oposición ha solicitado al CNE una revisión y recuento de los votos, lo que conllevó a una auditoria. Como dicha auditoria no cumplió con los procedimientos legales establecidos, se ha acudido al Tribunal Supremo de Justicia para impugnar las últimas elecciones”, explica Johanna Ramos, coordinadora de Relaciones Institucionales del Comando Simón Bolívar en Madrid. Quien, además, precisa que “en el ámbito civil hemos percibido una lucha constante por defender la democracia en Venezuela desde todos los países del mundo, mientras que nacional e internacionalmente se ha consolidado el liderazgo de Herinque Capriles Radonski”.

Aunque para Ramos la postura de España ha sido suavizada por sus intereses económicos y sociales en Venezuela, asegura que el desprestigio del Gobierno de Nicolás Maduro resulta evidente. “En la Cumbre de la Comunidad de las Democracias, celebrada en Mongolia, un total de 130 cancillerías decidieron excluir a Venezuela del evento por considerar que no cumple con los requisitos mínimos democráticos. Lo que, evidentemente, demuestra que el Gobierno de Venezuela es valorado internacionalmente de ilegitimo”, puntualiza.

Durante la manifestación en la Plaza del Sol, los representantes de la oposición en Madrid exigieron una recuperación, inmediata, de la democracia en Venezuela. Pero no fue la única solicitud. También se pidió al Consulado que cesara en su intento por impedir la inscripción de los venezolanos en el Registro Electoral. Según la MUD en Madrid, el organismo oficial estaría obstaculizando el proceso porque España es la segunda nación con mayor número de venezolanos en el extranjero (tras Estados Unidos) y tienen “culillo” de dejarnos formar parte de las elecciones.

Image

Image

De mal a peor
Los representantes de la Mesa de la Unidad precisaron que Venezuela ha pasado de tener una democracia imperfecta a una dictadura, por lo que “no descansaremos hasta que salga la verdad y sea Herinque Capriles Radonski nuestro presidente”, proclamaron durante el acto. A pesar de su determinación, descartaron cualquier forma de violencia. “Nosotros somos fieles creyentes de la reconciliación entre los venezolanos para encontrar juntos un camino de paz, pero hay que decirle al Gobierno que esto no quiere decir que seamos unos pendejos”, aclararon.

A pesar de que la manifestación contó con un público muy variado, los jóvenes fueron los asistentes más numerosos. Bajo la consigna de “aunque estamos en el exterior somos tan venezolanos como los demás”, las nuevas generaciones intentaron poner su grano de arena en la restauración de la democracia en Venezuela. Un ejemplo es Geraldine Méndez, una joven de 24 años que, tras graduarse de Fotografía, ha acudido a la concentración porque “es necesario informar a la comunidad internacional de los sucesos de Venezuela. Este tipo de acciones hacen que las personas que caminan por la zona se volteen y se interesen por todo el descontento de la población ante unos resultados nada transparentes”, argumenta.

Image

Asimismo, un estudiante en informática, Freddy Peña, apunta que la reacción de España ha sido muy diplomática. “No esperas que la respuesta internacional sea tan tranquila, cuando te ves obligado a abandonar tu nación por problemas políticos, sociales y económicos; especialmente, por los sociales, como la delincuencia y la impunidad”, precisa.

Cubanos contra Maduro
Contra toda predicción, un grupo de cubanos también se unieron, espontáneamente, a la manifestación para denunciar su desacuerdo con la “dictadura” en Venezuela y su vínculo con la tiranía de los hermanos Castro. Según los manifestantes, “debemos tener la fuerza para derrotar a la dictadura castro-comunista que, gracias al podrido de Maduro, se ha expandido hasta Venezuela y algunas regiones de Centro América bajo la falsa bandera de la libertad”.

La suma de numerosas consignas, del colorido del tricolor nacional, de la alegría nata de los venezolanos, del apoyo de otros ciudadanos y el reconocido sonido de los cacerolazos se alzó como un solo grito que rompió con la cotidianidad en la Plaza del Sol para exigir: Libertad. Una petición que, según los presentes, cuenta con su eco en todas las ciudades del mundo y que, finalmente, “desenmascarará al Gobierno ilegitimo”. Los venezolanos llegan así al primer mes de su lucha, una que no detendrán hasta haber recuperado su democracia.

Fotos cortesía de Geraldine Méndez
@JosePuglisi/Informe21

Categoria: