Vladimir Gessen: La diplomacia del Caricom es una vergüenza

La actitud y la diplomacia de algunos países que hablan en nombre de la comunidad del Caribe, Caricom, hacia el pueblo venezolano, en particular Antigua y Barbados, Belice, Dominica, Haití, San Cristóbal y Las Nieves, Santa Lucia, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago, es una vergüenza política y diplomática que la historia les reclamará. Esta minoría que conforma el 1 por ciento de habitantes de América del Sur, Centro América y Canadá, son cómplices de la crisis humanitaria y del horror que vive Venezuela, a cambio de recibir prebendas de su régimen impuesto. ¡Qué deshonra!...

El Caricom, representado por Antigua y Barbados, Belice, Dominica, Haití, San Cristóbal y Las Nieves, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago, no votaron a favor de lo pautado por la Declaración de Lima que afirma entre otras cosas: El reconocimiento y pleno respaldo de la Asamblea Nacional venezolana, electa democráticamente que preside Juan Guaidó. Que pide elecciones bajo observación internacional, y demanda aceptar la ayuda humanitaria. Que denuncia la ruptura del orden democrático en Venezuela, el desconocimiento de una Asamblea Constituyente ilegítima, la condena a la existencia de presos políticos y a la persecución política, a la violación y la represión constante de los derechos humanos y las libertades fundamentales no es aceptada por estos gobiernos, apoyando con su actuación el régimen actual de Venezuela.

Estos países del Caricom representan a 9 millones 835 mil habitantes, mientras que los países que firman la Declaración de Lima, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, y quienes posteriormente se sumaron, Guyana, Santa Lucía, Barbados, Granada, y Jamaica, representan a ¡760! Millones de habitantes, es decir el 99. 1 % de los ciudadanos del América del Sur, Centro América y Canadá. Estados Unidos, ha acogido igualmente lo expuesto en la Declaración de Lima, así como la mayoría de los venezolanos que votaron por el actual Parlamento venezolano.

En la constitución del Caricom se explica que sus objetivos son -o eran- promover la integración económica y cooperación de sus miembros y coordinar su política diplomática. Lo que no dice es que esta política exterior se usaría para hacer padecer a más de 30 millones de venezolanos del calvario que hoy sufren, y que ninguno olvidará el voto en contra, o el silencio cómplice que en los organismos multilaterales han perpetrado los representantes de estos países. Todo a cambio de las prebendas económicas y petroleras recibidas del régimen de Venezuela.

Pienso que los ciudadanos de estos países deberían sentirse igualmente deshonrados por sus gobernantes.

Vladimir Gessen / Informe 21 / Diario de Caracas
https://www.linkedin.com/in/vladimir-gessen-07028a12b

Categoria: