Tres pioneros en la transmisión de la información ganan el Nobel de Física

Ya en 1966 Charles K. Kao logró hacer el cálculo necesario para transmitir la luz a través de largas distancias valiéndose de la fibra óptica. Logró transmitir señales de luz a través de 100 kilómetros en lugar de los 20 kilómetros de aquella época. Su entusiasmo, ha destacado la Academia, inspiró a otros científicos, lo que desembocó en la creación de la primera fibra óptica superpura en 1970, todo pilares de la conexión por red del mundo actual.
En 1969, Boyle y Smith inventaron una tecnología de imagen que ya había descubierto en teoría Albert Einstein: la CCD (Charge-Coupled Device), un dispositivo de cargas eléctricas interconectadas, que transforma la luz en señales eléctricas. La CCD es el ojo electrónico de las cámaras digitales, una herramienta que revolucionó la fotografía al permitir que la luz sea capturada de forma electrónica en lugar de sobre una película.
Charles K. Kao, , nacido en Shangai en 1933 y con nacionalidad británico-estadounidense, estudió ingeniería electrónica en el Imperial College de Londres y dirigió el laboratorio de Ingeniería y Telecomunicaciones de Harlow, Inglaterra, para pasar luego a la Universidad de Hong Kong hasta su jubilación, en 1996.
Willard S. Boyle nació en 1924 en Canadá y se doctoró en Ciencias Físicas en 1955 por la Universidad McGill de Québec para asumir luego el cargo de Director de Comunicación de los Laboratorios Bells de Nueva Jersey, en Estados Unidos. Se jubiló en 1979.
George E. Smith, finalmente, nació en 1930 en el estado de Nueva York y se doctoró por la Universidad de Chicago en 1959. Trabajó asimismo en los Laboratorios Bells de Nueva Jersey y se jubiló en 1986.
Adiós a un premio español
Aunque su nombre sonaba con fuerza, el científico español Juan Ignacio Cirac Sasturain se ha quedado sin el Nobel. Director del departamento de óptica cuántica del Instituto Max Planck de Alemania y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 2006, es uno de los mayores expertos del mundo en teoría cuántica de la información, óptica cuántica y física atómica.
Cirac Sasturain ha desarrollado un nuevo sistema de computerización, basado en la mecánica cuántica, que permitirá en un futuro hacer cálculos algorítmicos mucho más rápidos. Ha realizado interesantes aplicaciones entre las que se encuentra la posibilidad de codificar mensajes secretos o realizar cálculos computacionales, imposibles de realizar hoy en día con los sistemas actuales de proceso y transmisión de la información. Según sus teorías, el ordenador cuántico revolucionará el mundo de la información ya que permitirá una comunicación más eficaz y una mayor seguridad en el tratamiento de datos y transferencias bancarias.

Fuente: ABC

MG