El disidente cubano Fariñas, "primer sorprendido" por la liberación de presos

La Iglesia católica, mediadora en este caso, ya obtuvo el mes pasado del gobierno comunista la liberación del más enfermo de los prisioneros de consciencia, Ariel Sigler.

Hecho rarísimo, la prensa cubana, bajo el control del Estado, publicó el jueves todo el comunicado de la Iglesia sobre la próxima liberación de "52 presos", aunque sin mencionar que se trata de prisioneros políticos. Fariñas añadió haber dejado la huelga de hambre "para desatar las manos de quienes están negociando con el gobierno cubano (...)".

"Nosotros no queremos hacer ningún tipo de presión porque nuestro interés es tener a nuestros hermanos libres, ya sea dentro o fuera de Cuba", añadió. "Es importante que aprendamos a perdonar y disculpar a quien ahora nos reprimen porque yo en lo personal y la mayor parte de mis hermanos luchamos para que no haya deramamiento de sangre alguno", clamó.

"Sino que esto sea como, por ejemplo, fue en España cuando se terminó la dictadura del generalísimo Franco, ustedes supieron de manera coherente ir hacia la democracia sin derramamiento de sangre", afirmó.

Se trata del más importante proceso de liberacion desde que Raúl Castro sucedió a su hermano Fidel, hace cuatro años. Fidel Castro había liberado, en 1998, a un centenar de detenidos políticos poco después de la histórica visita del papa Juan Pablo II a la isla comunista. AFP

Categoria: