Para Julio Borges el 12% de los venezolanos trabajaría en una empresa expropiada

"La arremetida con las expropiaciones realizadas por el Presidente en su egoísta obsesión por ser dueño de absolutamente todo, ha tenido la consigna de ser en beneficio de los trabajadores. Pero los venezolanos están muy claros y la inmensa mayoría se ha dado cuenta de que es simplemente una burla más del Presidente".

Al revisar los reclamos y conflictos laborales que se han registrado en lo que va de este año, se encuentra que más del 70% se han producido en empresas públicas y de estos casos 60% corresponde a empresas recientemente expropiadas.

Los casos más emblemáticos son las ex contratistas de Pdvsa, la planta de arroz Cargill, Cementos Lafarge, Cemex, Sidor y la productora de briquetas Matesi.

Estos reclamos incluyen en la inmensa mayoría de los casos despidos, falta de pago, desmejoras en los beneficios laborales, contratos colectivos que no se discuten, caída en la producción de las empresas y que las juntas directivas no toman en cuenta la opinión de los trabajadores.

"Y entonces dónde está el beneficio de los trabajadores?. Ya hemos insistido en la gigantesca burla que han significado los ofrecimientos del Presidente de darle propiedad a los trabajadores de las empresas expropiadas para que fueran sus socios y eso ha terminado en nada", apuntó el coordinador nacional de la tolda amarilla.

El más reciente caso: la empresa Cativen, dueña de los Hipermercados Éxito y Supermercados Cada. "Ya vimos como el Gobierno finalmente adquirió 80% de ella y le dejó 20% a la transnacional francesa Casino mientras que los trabajadores quedaron nuevamente como la guayabera".

"Y como si esto fuera poco, las desmejoras laborales han sido significativas. Esta ha sido la triste realidad de las empresas expropiadas. Por más que le inventen el disfraz de propiedad social, eso no es otra cosa que el gobierno es dueño de todo y el pueblo dueño de nada".

En tal sentido, Borges criticó el anuncio efectuado el viernes por el Presidente de pretender expropiar las empresas Polar al grupo Mendoza y desmintió el señalamiento según el cual los trabajadores de este consorcio apoyarían una medida expropiatoria.

No obstante las amenazas, el dirigente de Primero Justicia aseguró que los trabajadores venezolanos están muy claros.

En la última encuesta de Consultores 21 dedicada al tema de los trabajadores y el empleo, resulta impactante como sólo un tercio de los encuestados afirma que con las expropiaciones los trabajadores se hacen dueños de las empresas, mientras el resto afirma que sólo quedan para ejecutar órdenes del Gobierno.

"Al preguntarles donde preferirían trabajar si pudieran escoger, 33% dijo que en una empresa privada, 29% trabajaría por su cuenta, 24% en una empresa pública y apenas 12% desea ser socio del Gobierno en una empresa expropiada".

Resulta claro entonces que 62% de los trabajadores venezolanos, prefiere labrarse un futuro con su esfuerzo, siendo parte de la iniciativa privada y sólo una pequeña minoría tiene alguna expectativa relacionada con la posibilidad de salir beneficiada de las expropiaciones.

"Debe quedar claro que el problema más grave generado por las expropiaciones es que se está expropiando el trabajo, se está destruyendo el ingreso", explicó.

Primero Justicia insiste "en las propuestas que conforman nuestra bandera Propiedad para Todos (democratizar la propiedad), donde el Gobierno incentive la iniciativa privada para que tengamos miles de nuevas empresas que generen cientos de miles de empleos dignos y estables, cuyos trabajadores tengan su 15 y último y beneficios como cestatickets, prestaciones y seguro HCM".

Borges no duda en señalar que eso es lo que quieren tener los venezolanos: la posibilidad de salir adelante y progresar, de pasar de la economía informal a montar un negocio propio y de poder dejarle algo a los hijos y nietos.

"Las expropiaciones sólo han significado la destrucción de fuentes de empleo digno y desmejoras en las condiciones de los trabajadores afectados. Justicia es que los venezolanos sean dueños de su destino y que su esfuerzo les permita progresar, sólo incentivando la iniciativa privada lo podremos lograr".

La Mesa de Unidad tiene la última palabra

Consultado en torno a las declaraciones ofrecidas por el gobernador Henrique Capriles Radonski según las cuales Iván Simonovis debería ser candidato a la AN por el circuito Chacao-Baruta-El Hatillo-Leoncio Martínez, Borges señaló que "éste es un gesto de Capriles, como miembro de Primero Justicia y como gobernador".

"Esto demuestra que queremos abrir espacios a todos: a los estudiantes, a la sociedad civil y a los presos políticos", manifestó, al insistir que "es una recomendación y una propuesta de Capriles a la Mesa de Unidad, pero será la Mesa quien tenga la última palabra. No queremos generar ruidos", concluyó.

Fuente: Prensa Primero Justicia

DJ

Categoria: