Biopsia de próstata podría causar problemas urinarios y de erección

Un equipo de Alemania siguió a 198 hombres, a los que al azar se les había realizado uno de tres tipos de biopsias por un posible cáncer prostático.

Los sujetos se sometieron: a la biopsia tradicional con una aguja para obtener no más de 10 muestras de tejido; a una biopsia de 10 muestras con bloqueo del nervio periprostático para prevenir el dolor; o una biopsia "de saturación" con 20 muestras de tejido (se utiliza cuando un paciente tendría alto riesgo de tener cáncer).

Pero el seguimiento reveló que todas esas punciones tendrían su costo.

Los hombres a los que se les había realizado una biopsia de saturación tuvieron el riesgo más alto de desarrollar trastornos urinarios prolongados.

El 10 por ciento de ese grupo tenía síntomas graves antes de la biopsia; esa cifra pasó al 18 por ciento a la semana del test y al 29 por ciento a las 12 semanas.

Los hombres estudiados mediante una biopsia tradicional registraron un aumento de los síntomas urinarios solamente durante la primera semana. En ese grupo, la cantidad con síntomas moderados pasó del 32 al 39 por ciento, mientras que la proporción con síntomas graves creció del 18 al 20,5 por ciento.

En el grupo estudiado con una biopsia con bloqueo nervioso, apenas el 0,6 por ciento tenía síntomas urinarios graves antes del test. Eso aumentó al 8 por ciento a la semana de la biopsia y a casi el 17 por ciento a las 12 semanas.

En cuanto a la disfunción eréctil, todos los participantes sintieron más problemas a la semana de la biopsia. Pero ese efecto adverso desapareció con el tiempo.

La mitad de los hombres estudiados con la biopsia tradicional y la biopsia de saturación sufrió una disfunción eréctil grave a la semana de la prueba diagnóstica, comparado con un cuarto antes de la biopsia.

En el grupo estudiado con la biopsia con bloqueo nervioso, esa cantidad aumentó del 11 al 39 por ciento. A las 12 semanas, la cantidad de hombres con problemas de erección había recuperado los niveles iniciales.

Los resultados "no son inesperados", dijo el doctor Paul Schellhammer, urólogo de Sentara Health System/Escuela de Medicina de Eastern Virginia, en Norfolk, que no participó en el estudio. Pero destacó que "este estudio comienza a definir los riesgos".

La investigación no explica por qué el uso de la biopsia de saturación aumenta el riesgo de desarrollar síntomas urinarios prolongados, apuntó el doctor Tobias Klein, de Marienhospital Herne, en Alemania. Pero indicó que es posible que influya el daño a la red neurovascular, un conjunto de nervios y vasos sanguíneos cercano a la próstata.

En el estudio, las biopsias confirmaron el cáncer en el 40 por ciento de los participantes.

Para Schellhammer, los resultados son importantes también para los hombres con este tipo de cáncer que optan por la "vigilancia activa" (el médico no trata el cáncer inmediatamente, sino que controla su avance). Esa vigilancia, dijo, incluye la realización de biopsias anuales.

Fuente: Yahoo

EA

Categoria: