La Iglesia y la disidencia cubana siguen a la espera de las medidas sobre los presos políticos

Ese día Fariñas recibió la visita de Juan de Dios Hernández, obispo auxiliar de La Habana, que le comunicó esos "pasos previos" que el Gobierno cubano iniciaría a dar a partir de este lunes. Diversas fuentes de la Iglesia Católica cubana consultadas por Efe recordaron hoy que desde esta institución nunca se han dado plazos concretos acerca de este "proceso".

Por su parte, las Damas de Blanco, familiares de opositores encarcelados en la Primavera Negra de 2003, indicaron hoy que no tienen aún noticias de que se hayan producido traslados, dijo a Efe la líder del grupo Laura Pollán. "Nada concreto", fue también la respuesta hoy del portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez.

Según la oposición, en Cuba existen unos 200 presos políticos. Conforme a datos de la CCDHRN el estado de salud de decenas de ellos es "incompatible" con el internamiento carcelario y unos 17 están en prisiones de provincias distintas a sus lugares de residencia. Los presos enfermos más graves se cifran entre diez o doce según la CCDHRN y el propio Fariñas, quien se ha mostrado incluso dispuesto a abandonar la huelga de hambre si este grupo es liberado y hay compromisos para excarcelar al resto.

En concreto, el disidente citó los casos de los hermanos Ariel y Guido Sigler, Normando Hernández, Jorge Luis García, Librado Linares, Pedro Argüelles, Antonio Villarreal, Jesús Mustafá Felipe, Víctor Rolando Arroyo, Blas Giraldo Reyes, Adolfo Fernández y Arturo Pérez de Alejo.
Todos son miembros del "grupo de los 75" encarcelados en la "Primavera de 2003" y condenados a penas de hasta 28 años de prisión. EFE

Categoria: