Canelones de espinacas y jamón

INGREDIENTES

16 placas para canelones
1 manojo de espinacas frescas
4 cdas. de aceite de oliva virgen extra
600 ml. leche entera Central Lechera Asturiana
3 cda. harina
Sal (al gusto)
40 gr. mantequilla Central Lechera Asturiana
60 gr. queso Roquefort
50 gr. jamón serrano
1 diente de ajo
1 cebolla
50 ml. brandy
Pizca de nuez moscada

PREPARACIÓN DE LOS CANELONES DE ESPINACAS Y JAMÓN

Comenzamos cociendo las placas de pasta para canelones siguiendo las indicaciones que nos ponga el fabricante. Una vez cocidas las colocamos separadas sobre un paño húmedo y las reservamos hasta el momento de utilizarlas.

En una sartén amplia calentamos el aceite de oliva y cuando esté listo incorporamos la cebolla y el diente de ajo cortados en dados pequeños, en brunoise. Sofreímos las verdura hasta que esté bien blandita, lo cual nos llevará unos 15 minutos a fuego medio. Incorporamos el jamón cortado en daditos y seguimos cocinando durante 2 o 3 minutos.

Lavamos las espinacas, retiramos la raíz y las troceamos groseramente, no es necesario cortarlas en pedazos demasiado pequeños. Añadimos las espinacas a la sartén y cocinamos hasta que hayan reducido su volumen. Añadimos el brandy y dejamos que se evapore el alcohol y se reduzca. Retiramos del fuego y reservamos. Podemos probar la sal en este momento y añadir si fuera necesario.

Preparamos una salsa bechamel en una sartén grande. Para ello calentamos la mantequilla y en el momento en que se derrita añadimos la harina. Cocinamos la harina para eliminar el sabor y salamos ligeramente. Incorporamos inicialmente 100 ml. de leche y con unas varillas, sin parar de remover, vamos integrándola con la mantequilla. Añadimos la leche poco a poco sin dejar de batir con las varillas para evitar que se formen grumos. Podemos añadir una pizca de nuez moscada en este momento.

Incorporamos el queso Roquefort desmenuzado a la salsa bechamel y seguimos removiendo hasta que se haya disuelto. Cocinamos la salsa durante 5 minutos a fuego bajo removiendo sin parar y retiramos del fuego. Añadimos unas cucharadas de la salsa bechamel al refrito de espinacas y mezclamos bien para integrar.

Montamos los canelones rellenando cada una de las placas con el refrito de espinacas y los vamos colocando en una bandeja apta para horno. Una vez que tenemos todos los canelones preparados y colocados en la bandeja, los cubrimos con la salsa bechamel y horneamos a 190º C, con el horno previamente con calor arriba y abajo, caliente durante 15 minutos.

Cambiamos la posición del horno y gratinamos durante 5 minutos la superficie. Servimos bien calentitos y adornamos con unas hojas de menta o espolvoreado con perejil fresco.

No te pierdas la sección especial de Recetario Informe21

Fuente: Recetas de Rechupete

NA

Categoria: