Costillas de cerdo al horno

Todo son ventajas, el precio de esta pieza es muy económico y su sabor delicioso, pero tiene un problema, el tiempo. Suelen llevar mínimo una hora de horno, aunque la verdad es que no el cocinero no trabaja mucho, pues es el horno el que hace el trabajo duro. Incluso nos ayudará de forma muy sencilla a aquellos que no seáis muy cocinillas y que penséis en cocinar, fácil y sin manchar la cocina.

Las costillas de cerdo son un alimento muy consumido y con multitud de formas de preparación. Hoy os presento una receta sencilla con un acompañamiento de patatas ya incluido. Se trata de frotarlas con un rico adobo y añadirles verduritas para darle un toque de color y sabor. Una particularidad positiva de esta carne es su alto contenido en vitamina B1. Esto resulta beneficioso para superar estados de estrés y depresión. Los alimentos ricos en vitamina B1 o tiamina, son muy recomendables en periodos de embarazo o lactancia y también después de operaciones o durante periodos de convalecencia.

Un clásico en muchas casas, siguiendo el paso a paso de esta receta, conseguiréis unas costillas deliciosas, adictivas, sabrosas, jugosas… en fin, lo dicho, para chuparse los dedos. Unas costillas de cerdo que combinadas con las verduras y las patatas, hacen de ella una receta muy sabrosa.

INGREDIENTES

1 Kg de costilla de cerdo
½ pimiento rojo
½ pimiento verde
½ cebolla
2 dientes de ajo
6 patatas medianas
Tomillo
1 vaso de caldo de carne
1 vaso de vino blanco
Sal
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN DE LAS COSTILLAS AL HORNO

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas, no demasiado anchas, de medio centimetro aproximadamente. Las vamos colocando en una fuente de horno haciendo una cama. Las salamos y por encima añadimos un poquito de aceite de oliva virgen extra.
Preparamos el aderezo para la carne, pelamos los dientes de ajo y los colocamos en un mortero. Añadimos dos cucharaditas de tomillo, 6 cucharadas de vino y un chorrito de aceite. Machacamos todo y reservamos
Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Igualmente cortamos el pimiento verde y el pimiento rojo. Añadimos las verduras en la fuente, encima de las patatas.
Incorporamos a la fuente medio vaso de caldo de carne y medio vaso de vino.
Cortamos la tira de costilla en tramos de unas 2 costillas. A continuación las aderezamos con parte del preparado del mortero, las salamos y las colocamos en la fuente, encima de las patatas y las verduras.

Metemos la fuente en el horno, precalentado a 180º C, y la dejamos durante 50 minutos. A mitad de cocción, 20-25 minutos le damos vuelta a las costillas y añadimos más aderezo para que queden bien untadas y no se sequen. Cuando vemos que la carne de las costillas empieza a retroceder y se asoman los huesos, es que la carne está en su punto. Sacamos las costillas y las reservamos. Importante porque una vez cocinado no es recomendable dejar la fuente en el horno más de 5 minutos ya que la carne se secará demasiado.
Las costillas quedan muy tiernas y jugosas, con un toque a carne de cerdo tan delicioso. Esta receta se toma como plato único, si acaso podemos acompañarla de puré o mermelada de manzana, una buena ensalada mixta bien aliñada o unos maravillosos pimientos de Padrón.

Para acompañar estas costillas, nada mejor que un vino blanco de mi tierra bien fresquito. Está permitido comer las costillitas con las manos. ¡Buen provecho!

No te pierdas la sección especial de Recetario Informe21

Fuente: RecetasdeRechupete

NA

Categoria: