Patatas asadas rellenas de carne

INGREDIENTES

6 patatas grandes para asar
500 gr de carne picada mezcla de vacuno y cerdo
100 gr de tacos de jamón serrano
1 cebolla pequeña
3 cucharadas de tomate frito
Queso rallado para gratinar
1 cucharadita de orégano
Un puñado de perejil fresco
Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN DE LAS PATATAS RELLENAS

La patata debe ser de buena calidad. Las que yo voy a usar son perfectas para asar, ya las he probado y quedan perfectas. Normalmente cuando vais a la compra cogéis patatas de cualquier tipo, os recomiendo que compréis las patatas específicas para la comida que vayáis a preparar. Y si una marca de patatas os ha salido buena, procurad comprar esa marca siempre. Una buena patata marcará la diferencia de un guiso o en este caso de nuestras patatas rellenas.

Lavamos bien las patatas y las pinchamos por varios lados. Las envolvemos en papel plata. Precalentamos el horno a 200°C con calor arriba y abajo y metemos las patatas para que se vayan asando.

Las patatas estarán listas cuando al pincharlas el pincho entre y salga sin dificultad (las mías han tardado casi dos horas en estar listas). Lo mejor de esta receta es que, aunque es un poco larga de preparar, la parte que más tiempo lleva podemos hacerla con antelación y tenerla lista para rematar la comida o la cena en un periquete.

Picamos la cebolla en tacos muy pequeños y lo vamos a dorar. Cuando esté dorada, añadimos la carne y el jamón serrano en tacos. Rehogamos todo hasta que la carne esté hecha. Salpimentamos y añadimos las especias y el tomate frito. Rehogamos todo junto durante dos minutos y reservamos.

Cuando las patatas estén listas, las sacamos y quitamos el papel plata. Dejamos que se templen unos cinco minutos. Les quitamos la parte de arriba tal y como podéis ver en la imagen y las vaciamos con una cuchara.
Utilizaremos un poco de la patata que hemos sacado para añadirla a la sartén y rehogarla con el resto de ingredientes.

Rellenamos las patatas. Primero ponemos un poco de queso y a continuación rellenamos con el preparado de carne y patata que tenemos ya preparado. Disponemos las patatas en una fuente de horno y las cubrimos de queso rallado para gratinar.

Las metemos en el horno en modo gratinado hasta que el queso coja un todo dorado. Sacamos del horno y servimos calientes.
Esta receta como casi todas las del blog es bastante fácil, o tirada diría yo, los ingredientes son 4 básicos de cualquier nevera, así que no tienes excusa. Quedan perfectas para acompañar platos de carne o como plato único, dándole un aspecto muy tentador a tu receta.

Fuente: RecetasdeRechupete

PS

Categoria: