Prepara unas ricas galletas de nata para la merienda

Hoy en día existen establecimientos o páginas en internet en las que podemos conseguir este tipo de producto, pero como no es algo habitual, ni algo que tengamos en la despensa de nuestra cocina todos los días, siempre podemos prepararlas con la nata que dispongamos en casa. El resultado son unas galletas suaves, untuosas y dulces, que, a pesar de no ser exactamente las mismas, se merecen una nota bien alta, estoy seguro de que os gustarán.

INGREDIENTES

425 gr. harina
1 huevo
200 ml. de nata para montar 35% M.G. Central Lechera Asturiana
200 gr. azúcar blanquilla
1 sobre de levadura química (8 gr.)
Pizca de sal
Papel sulfurizado

PREPARACIÓN DE LAS GALLETAS DE NATA

En un bol mezclamos la harina, la levadura y la sal.

En otro bol batimos el huevo con el azúcar hasta que se forme una crema. Añadimos la nata y mezclamos bien. Incorporamos los ingredientes secos y con un tenedor comenzamos a integrar los ingredientes. Nos va a quedar una masa pegajosa y poco manejable. Formamos una bola y la dejamos en el frigo durante no menos de 1 hora.

Retiramos la masa del frigo y la cortamos en 3 porciones. Enharinamos bien la superficie de trabajo y, con un rodillo estiramos la masa hasta que quede de medio cm. de grosor. Podemos utilizar un par de palitos como guía de apoyo del rodillo, así nunca bajaremos de ese grosor y las galletas saldrán todas similares.

Es fundamental que vayamos enharinando periódicamente la superficie de trabajo y el rodillo para que la masa no se pegue a la encimera, ya que tiene una textura bastante pegajosa. Otra posibilidad sería aumentar la proporción de harina en los ingredientes iniciales. Esta es una opción que no os recomiendo ya que así nos quedarán una galletas mucho más duras en el resultado final.

Una vez tengamos la masa estirada con el grosor deseado cortamos las galletas con el cortante que queramos. Si no tenemos cortantes para galletas, con un vaso podríamos trabajar de la misma manera.
Mientras el horno se precalienta a 180º C vamos colocando las galletas en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado. Horneamos las galletas durante 8-10 minutos, hasta que vemos que comienzan a dorarse. ¡Ojo! El tiempo depende de cada horno.

Retiramos las galletas para una rejilla hasta que se hayan enfriado, y seguimos el proceso hasta terminar la masa.

Una receta muy fácil de galletas que se puede hacer con niños, tal como hacía mi madre con nosotros, a mi hermana Nuria le encantaban. Son unas galletas que se preparan en un plis plas y que no llevan muchos ingredientes, con un intenso sabor a nata. Lo ideal es hacerlas con la nata que se la quitando a la leche, esa capita que mi madre nos retiraba porque no nos gustaba, pero que después de una semana se convertía en galletas.

Fuente: RecetasdeRechupete

PS

Categoria: