El número uno mundial, Rafael Nadal recupera la confianza con paseo hacia octavos

La segunda, ante el español Pablo Andújar, tampoco fue cómoda y Nadal ganó por 7-5, 6-3 y 7-6 (7/4). Nadal dio la vuelta en ese tercer set a un 5-1 y 40-0 en contra, pero nada de ello ocurrió en el encuentro ante Veic, 227º de la lista ATP y que sólo mostró resistencia en el segundo set.

Nadal, que sólo ha perdido en Roland Garros un partido, ante el sueco Robin Soderling en los octavos de final de 2009, continúa adelante en su camino hacia un sexto título y lo hará con la confianza reforzada, después de haberse mostrado preocupado por su rendimiento de los primeros días.

"Estoy contento porque creo que he mejorado en casi todo. He estado más dentro de la pista, más agresivo, he cometido menos errores, he conseguido dirigir la bola más al drive paralelo y he aguantado bien en los puntos largos", resumió el número uno mundial.

"Aún no he terminado de tirar algunas bolas que tendría que poder, pero no se puede pasar de 0 a 100 inmediatamente, hace falta ir más lento y la evolución es progresiva", comentó.

Como un auténtico vendaval comenzó el español el partido en la pista central Philippe Chatrier, con un juego rápido e incisivo y con hambre de reencontrarse con su tenis. Y lo consiguió: con tres roturas de servicio y tras sólo 26 minutos, se apuntó una sencilla primera manga por 6-1.

Los principales problemas llegaron para él al inicio de la segunda, donde Veic pareció despertar y ya en el primer juego, ganado por el español, plantó resistencia durante 14 minutos.

El jugador balcánico quebró el servicio de Nadal para ponerse 2-1 a favor y los fantasmas de los partidos ante Isner y Andújar se asomaron a la mente de muchos, pero Nadal pronto se encargó de evitar cualquier conato de recuperación: respondió con un 'break' para 2-2, volvió a quebrar para el 4-2 y finalmente se apuntó el set por 6-3 en 50 minutos, casi el doble que el primero.

"Lo malo fue el inicio del segundo set, donde me he liado a pensar. Puede que fuera un error, a veces es mejor limitarse a disfrutar del juego", admitió.

En el tercero, el guión se asemejó mucho al de la primera manga, con tres roturas de servicio y un tranquilo 6-0, para sellar el pase en una hora y 41 minutos de partido.

Veic, que llegaba como gran aval a este partido con su victoria de la anterior ronda ante el ruso Nikolay Davydenko (N.28), no fue ningún obstáculo y Nadal buscará el lunes el pase a los cuartos de final, contento por haberse reencontrado consigo mismo. AFP

Categoria: