Sebastián Piñera le pidió a Insulza que no intervenga en la política interna

Moreno habló desde Washington donde hoy asistirá a la reunión en la que se elegirá al secretario general y secretario general adjunto de la OEA, cargos para los que solo compiten sus actuales titulares, Insulza y el surinamés Albert Ramdin, respectivamente.

Durante la campaña previa a las elecciones presidenciales celebradas en Chile el 18 de enero, la entonces oposición derechista encabezada por Piñera acusó a Insulza de inmiscuirse en el ruedo político chileno en favor del ex presidente y candidato presidencial Eduardo Frei, que perdió los comicios.

Piñera, quien asumió la Presidencia el 11 de marzo pasado, se reunió recientemente con Insulza para darle su opinión acerca de la OEA y exponerle las condiciones del nuevo ejecutivo chileno para apoyarle en la elección de hoy.

"Nosotros lo estamos apoyando a pesar de que estamos en trincheras políticas distintas y lo apoyamos con gran entusiasmo. Ahora, le hemos hecho ver nuestras diferencias, porque pensamos que el país está por encima de la política y en el momento en que llegan las campañas, se deben separar los roles", especificó Moreno.

El canciller, que se mostró seguro de la reelección de Insulza "gracias a un amplio apoyo de todos los países", confirmó el requerimiento de Piñera de aumentar las atribuciones de la OEA y mejorar la Carta Democrática "para que sea un organismo operativo y que funcione bien".

Preguntado por la posible reticencia de otros países a aceptar los cambios que Chile propone, Moreno señaló que "cualquier fórmula o mecanismo que se utilice tiene que ser consistente con el principio básico de que no hay intervencionismo y que cada país tiene autodeterminación".

Según el canciller, es necesario que a medida que pasa el tiempo y surgen nuevos problemas, la OEA analice cuáles son las herramientas precisas para cada situación.

Asimismo, Moreno reiteró el llamado del nuevo gobierno chileno para que se respeten los derechos humanos en Cuba y solicitó que parte de los próximos objetivos de la OEA se centren en la isla caribeña.

Insulza, miembro del Partido Socialista chileno y canciller durante el mandato de Ricardo Lagos (2000-2006), cuenta para su reelección con al menos 17 de los 33 votos de este organismo interamericano, por lo que se prevé que hoy será ratificado en el cargo para los próximos cuatro años.

La derecha chilena, ahora en el poder, ha expresado en diversas ocasiones sus discrepancias con la posición de Insulza en asuntos como la crisis política en Honduras, la incorporación de Cuba a la OEA y la situación de los derechos humanos en Venezuela. EFE

Categoria: