La reina de Noruega inaugura un monumento a brujas y hechiceros quemados