Fuente de la juventud

Ellos ayudan a reestablecer el ciclo normal de los chacras, los cuales en retorno ayudan a reponer la salud vibrante. Para mayor información de los rituales tibetanos, su historia y beneficios se recomiendan los libros a continuación:

El Secreto Ancestral de la fuente de la juventud (Peter Kelder)

La leyenda cuenta que en las remotas montanas del himalaya descansa un secreto, que pudo haber salvado a Ponce de León de anos de infructuosas búsquedas. Ahí, generaciones de monjes tibetanos han pasado bajo una serie de ejercicios con propiedades místicas para el rejuvenecimiento. Conocidos como Los Rituales de Rejuvenecimiento Tibetano o los Cinco rituales, estos ejercicios secretos y únicos están ahora disponibles para los occidentales en “El Secreto Ancestral de la Fuente de la Juventud”.

El libro de Peter Kelder comienza con su propia introducción a los ritos por la vía del Coronel Bradford, un misterioso Oficial retirado de la armada británica quien aprendió los rituales mientras viajaba por los altos himalayas. La fuente de la juventud ofrece instrucciones prácticas para cada uno de los cinco rituales, el cual se asemeja a las posturas del Yoga.

Tomando solo unos minutos al día para realizar, los beneficios para los que lo practican incluye aumento de energía, perdida de peso, mejora en la memoria, crecimiento de nuevo cabello, alivio del dolor, mejor digestión, y tan sencillo como sentirse joven.

El Secreto Ancestral de la fuente de la juventud: Libro 2 (Peter Kelder)

Finalmente, la excitante y largamente esperada secuela de uno de los mayores bestseller de salud y bienestar de todos los tiempos ha llegado. Cuando “El secreto ancestral de la fuente de la juventud” de Peter Kelder salio a la venta por Harbor Press en 1985, inmediatamente se convirtió en un fenómeno de ventas rivalizado solo por “Las profecías del celestino y conversaciones con dios”.

En este libro, los lectores fueron introducidos a los rituales de rejuvenecimiento tibetanos, una serie de ejercicios desarrollados durante siglos en los monasterios del Tibet y acreditados por miles por todas razones; desde aumento de energía, hasta mejora en la memoria, perdida de peso, hasta verse y sentirse joven. Casi tan rápido como los libros recorrieron el globo, cartas comenzaron a inundar Harbor Press solicitando más información en estos Rituales misteriosos. Ahora, mas de diez años y dos millones de libros mas tarde, viene un volumen acompañante y comprensivo que responde a las interrogantes de los lectores.

Comenzando desde donde el libro anterior quedó. “El Secreto Ancestral de la fuente de la juventud: Libro 2” provee el programa de salud completo de la fuente de la juventud, con información detallada en una variedad de tópicos que fueron tocados superficialmente en el primer best seller : “La Historia y origen de los cinco rituales”, información preciada acerca de cómo funcionan los rituales, sugerencia de dietas, y ejercicios fáciles de seguir.

Ilustrada con 50 fotografías en blanco y negro, esta guía te ayudara a retroceder el tiempo, vigorizando y energizando la vida de los lectores como nunca antes.

Comienza con repeticiones de 1 a 5 de cada ejercicio. Luego 2 repeticiones cada semana o cuando se sienta listo. Trabaje hasta un total de 21 repeticiones de cada ejercicio. Para mejores resultados realizar diariamente.

Precauciones: Pregunte a su medico antes de comenzar si sufre de las siguientes condiciones: embarazo, cirugía abdominal reciente, alta presión arterial, hernia hiatal, hernia, hipertiroidismo, vértigo, epilepsia, artritis severa de la espina, dolor de espalda, dolor de cuello, músculos abdominales débiles, hombros o piernas débiles, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, fibromiositis, síndrome del túnel carpal, síndrome de fatiga crónica.

1er Ejercicio

Extiende los brazos a los lados, palmas abajo. Relaja los hombros, y lleva los brazos al nivel de los hombros. Gira en el lugar en la dirección de las agujas del reloj. Fija la vista en un punto para evitar mareos. Luego del ejercicio respira profundo 3 veces. Con las manos juntas, sube tus brazos mientras inhalas. Mientras exhalas, baja los brazos hacia los lados hasta abajo.

2do Ejercicio

Acuéstate con los brazos extendidos al lado del cuerpo. Palmas abajo. Respira por la nariz y levanta la cabeza del suelo. Al mismo tiempo levanta las piernas del suelo, manteniéndolas rectas. Exhalando, baja la cabeza y las piernas, manteniendo las piernas rectas a medida que bajas. Relaja los músculos por un momento y entonces repite. Una vez completo, toma 3 respiraciones profundas mientras este acostado con las manos sobre la parte baja del abdomen.

3er Ejercicio

Arrodíllese con las rodillas bajo las caderas y los dedos de los pies hacia atrás. Exhalando, baja el mentón hacia el pecho. Respirando en arco atrás, dejando caer la cabeza hacia atrás. Manos en la base de los glúteos o en las caderas para soporte. Cuando termine, tome 3 respiraciones profundas mientras esta arrodillado o acostado. Manos sobre la parte baja del abdomen.

4to Ejercicio

Siéntese con las piernas extendidas hacia el frente, separe los pies alineados con la cadera. Palmas extendidas a los lados del cuerpo, dedos apuntando al frente. Exhale y ponga el mentón hacia el pecho. Mientras inhala suavemente, eleve el torso del suelo y deje caer la cabeza hacia atrás. Mientras mantiene la posición, aguanta la respiración y contrae cada músculo del cuerpo. Exhalando, lentamente baja la espalda hasta la posición inicial. Reposa por un momento, luego repite. Cuando completes, acuestate y respire profundo 3 veces para relajar.

5to Ejercicio

Comienza en posición de flexiones con las manos alineadas con los hombros y las rodillas directamente bajo las caderas. Inhalando, levanta los glúteos y presiona los talones abajo en una posición de V invertida. Mentón hacia el pecho. Exhalando baja el cuerpo hacia adelante y abajo. Haz un arco en la espalda y voltea la cabeza hasta ver hacia atrás. Mantén hombros separados y dedos de los pies puestos hacia atrás. Cuando termine acuestese y respire profundo 3 veces para relajar.





Fuente:
Peter Kelder
Categoria: